De carga nocturna

Barcelona probará durante un año el primer autobús eléctrico de 18 metros

Será la segunda ciudad europea que probará un modelo de estas características

Presentación del bus Lion’s City 18E, eléctrico y de 18 metros, que en julio se probará con pasajeros en Barcelona. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA / VÍDEO: ACN / MARTA CASADO

Se lee en minutos
Europa Press

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) probará a partir de julio y durante un año el primer autobús eléctrico de 18 metros de carga nocturna Lion's City 18E, convirtiéndose en una de las dos únicas ciudades de Europa que disponen de una unidad de pruebas de este modelo.

El vehículo se distingue por su extensa autonomía y cero emisiones y ha sido cedido por la compañía MAN, ha explicado TMB en un comunicado este martes.

Este modelo es el primero de 18 metros de longitud y gran capacidad que puede desarrollar una jornada de servicio únicamente con la carga nocturna de sus baterías, y circulará durante un año en diferentes líneas de alta demanda para verificar su autonomía y adecuación al servicio urbano.

El nuevo articulado eléctrico de MAN incorpora un sistema de carga rápida en corriente continua que permite que esté disponible de nuevo para el servicio en tan solo cuatro horas y el cargador se ha ubicado en el centro operativo de negocio del Triangle.

El Lion's City 18E dispone de una autonomía de 200 kilómetros en un recorrido mixto y de hasta 270 en condiciones favorables, un dato "clave", puesto que los autobuses eléctricos articulados más eficientes comercializados hasta ahora en Europa combinan la carga nocturna con la carga de oportunidad durante el tiempo de descanso en las paradas terminales.

Estreno en la H-16

Está previsto que inicialmente el vehículo opere en la línea H-16, en la cual circulan otros autobuses eléctricos articulados, lo que permitirá comparar sus datos de explotación y prestaciones, y más adelante prestará servicio en otras líneas de alta demanda de la red de TMB.

Noticias relacionadas

La prueba de este autobús se enmarca en la voluntad de TMB de colaborar con la industria de la automoción en el desarrollo de vehículos limpios con prestaciones y costes totales comparables con los de los vehículos de propulsión convencional para acelerar la sustitución, contribuyendo así a la prevención del cambio climático.

La red de autobuses de Barcelona se encuentra "en plena transición hacia la descarbonización" y en el periodo 2021-2024 TMB tiene previsto adquirir 210 vehículos eléctricos de baterías; se electrificarán tres líneas de autobús de alta demanda --H-16, H-12 y V-15--, y se prevé que en 2030 el 50% de la flota funcione con electricidad.