Iniciativa de ERC y Grupo Plural

La abstención del PSOE impide que se pueda tramitar la 'ley trans' del Congreso

  • Los socialistas no apoyan la proposición de ley de ERC y el Grupo Plural que recoge los planteamientos del borrador legal elaborado por Irene Montero

  • La iniciativa permite cambiar de sexo sin necesidad de un informe médico u hormonación, pero la vicepresidenta Calvo sigue apostando por un testimonio o documento que demuestre la situación estable de transexualidad

Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el Congreso.

Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el Congreso. / EFE / CHEMA MOYA

3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Ante el desencuentro del Gobierno en torno a la 'ley trans', algunos de los grupos que apoyan al Ejecutivo, en concreto ERC, JxCat, Más País, Compromís, Nueva Canarias y la CUP, han impulsado una proposición de ley que recoge los planteamientos del borrador legal elaborado por el Ministerio de Igualdad y que causa reticencias en el área socialista del Gobierno. Pero la proposición de ley ni siquiera será tramitada en el Congreso. El PP y Vox han votado esta martes en contra y el PSOE se ha abstenido, lo que ha provocado que la iniciativa acabe en dique seco. Otro choque en el seno del Ejecutivo central, esta vez evidenciado en el hemiciclo.

El texto de la proposición recoge la llamada autodeterminación del género, que permite el cambio de sexo registral con la mera "declaración expresa" del interesado, sin necesidad de informe médico u hormonación. Una posición que choca con la parte socialista del Gobierno, encabezada por la vicepresidenta y secretaria de Igualdad del partido, Carmen Calvo, que considera que hace falta algún tipo de testimonio o documento que acredite que hay una situación transexualidad estable, para dar al texto "garantías".

La seguridad jurídica

Precisamente, la necesidad de que la nueva regulación contenga seguridad jurídica ha sido el argumento esgrimido por la diputada socialista Susana Ros para defender la abstención de partido a la propuesta legal. "Compartimos que es urgente la despatologización, pero la ley presenta cuestiones de fondo que no compartimos y cuestiones muy mejorables", ha señalado. Asimismo, ha explicado que para el PSOE es tan importante "el avance en derechos como evitar su impugnación", recordando la posibilidad de que el PP y Vox recurran la iniciativa ante el Tribunal Constitucional. Asimismo, la parlamentaria ha asegurado que la legislación en la que trabaja el Gobierno, y que en aras del consenso está en proceso de fusión con la ley LGTBI, está "cerca de llegar al Consejo de Ministros".

A su vez, Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Cámara baja, ha sostenido horas antes del debate que la ampliación de los derechos de las personas trans ha de hacerse "con rigor y seguridad jurídica". El PSOE ha endurecido, no obstante, en las últimas horas su posición, puesto que el lunes fuentes de la cúpula socialista dejaron la puerta abierta al 'sí' si Vox y PP votaban en contra y era necesario para facilitar la tramitación.

"No nos oponemos a que se tramite", ha sentenciado Simancas en rueda de prensa para defender su abstención (en un intento de mitigar el choque con Podemos), aunque ya sabía que con esa posición impedía que saliera adelante. "Somos responsables de nuestro voto, no del voto de los demás", ha argumentado en referencia al voto en contra de PP y Vox.

La promesa de Montero

Noticias relacionadas

Estos argumentos no han calado en su socio de Gobierno. La ministra de Igualdad, Irene Montero (Podemos), ha tomado la palabra de forma inusual tras el debate y en tono disgustado ha pedido perdón al colectivo trans porque su ley no haya llegado aún de la mano del Gobierno al Congreso. Asimismo, ha mostrado su extrañeza porque una propuesta legal que reconocía la autodeterminación de género, elaborada en 2019 y apoyada por el PSOE, tuviera entonces "seguridad jurídica" y ahora la proposición de ley de los grupos minoritarios y el borrador elaborado por el Ministerio de Igualdad, según los socialistas, carezca de ella. Y ha mostrado su "firme compromiso" con que la "libre identidad de género sea una realidad" esta legislatura.

Por su parte, los grupos proponentes han lamentado que los socialistas ni siquiera dejen que la proposición se tramite, para que en el proceso pueda ser enmendada. Desde Más País, Íñigo Errejón ha recordado que el Gobierno les pide constantemente su apoyo a diversos reales decretos, con el compromiso de negociarlos después en la Cámara baja, y ahora el PSOE se niega a hacer lo mismo. "Yo sé que todavía hay diferencias, pero se discuten", ha señalado. "Hoy la abstención es votar 'no', con los que consideran, como Vox, enfermos a las personas trans", ha señalado a su vez Mireia Vehí, de la CUP.