Abstención o voto a favor

El PSOE se compromete a facilitar la tramitación de la ley trans de la oposición en el Congreso

  • La proposición de ley liderada por ERC y Más País asume varios de los planteamientos de Igualdad, entre ellos la autodeterminación de género

  • El PSOE se inclina por la abstención, aunque el voto final "dependerá de los proponentes y de Podemos", pero si PP y Vox votan en contra, el texto naufragará

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, conversa con la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, durante el pleno del Congreso de los Diputados del pasado 28 de enero.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, conversa con la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, durante el pleno del Congreso de los Diputados del pasado 28 de enero. / EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

Se lee en minutos

El PSOE aún no ha resuelto sus diferencias con sus socios de Unidas Podemos en la ley LGTBI, el texto único que recogerá las demandas del colectivo trans. Pero mientras esa norma sigue aún parada en el seno del Ejecutivo, los socialistas sí quieren lanzar el mensaje de que están a favor del debate y de avanzar en el reconocimiento de sus derechos. Por eso el PSOE está dispuesto a "facilitar" con sus votos la tramitación de la ley trans que han registrado en el Congreso ERC, JxCat, Más País, Compromís, Nueva Canarias y CUP.

La proposición [aquí en PDF] se discute este martes en el pleno de la Cámara baja y asume varios de los planteamientos que el Ministerio de Igualdad, que dirige Irene Montero, llevó a su anteproyecto de ley y que suscitaba recelos en la parte socialista del Ejecutivo. El texto impulsado por ERC y parte de los grupos Plural y Mixto también recoge la despatologización de la transexualidad y la autodeterminación de género. Es decir, que sea posible el cambio registral de sexo sin más requisitos que "la declaración expresa, de la persona interesada o de sus representantes legales". El ejercicio de ese derecho, señala la proposición de ley, no estaría "condicionado a la previa exhibición de informe médico o psicológico alguno", ni precisaría de tratamiento hormonal o quirúrgico previo.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo y secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ya ha manifestado públicamente sus recelos a la autodeterminación de género: cree que hace falta algún tipo de testimonio o informe que acredite la situación de transexualidad estable. La discusión en el seno del Gobierno "avanza", aseguró la mano derecha de Pedro Sánchez, pero aún no hay acuerdo con Unidas Podemos. Pese a esas diferencias, los socialistas quieren lanzar ese gesto de distensión con sus socios en el Gobierno -que ya han adelantado que apoyarán la propuesta liderada por ERC, Junts y Más País-, y con sus aliados parlamentarios.

"Blindar" los derechos

Montero confía en que la propuesta salga adelante, porque es el texto de su ministerio, "con algunas mejoras"

"Vamos a facilitar la tramitación" del texto, indican desde la cúpula socialista a EL PERIÓDICO. Es decir, que el grupo hará lo posible para que la proposición sea tomada en consideración. ¿En qué se traduce? En principio, en una abstención del Grupo Socialista. Pero si la derecha de PP y Vox vota en contra, como se da por descontado, el partido de Sánchez quizá deba moverse hasta el 'sí' si realmente quiere que se tramite.

En el equipo de la portavoz, Adriana Lastra, prefieren reservarse el sentido final del voto. "Veremos. Depende de la actitud de los proponentes y de Podemos. En principio, estamos en la abstención, porque no es nuestra ley, y habría que enmendar muchas cosas de ahí. No vamos a votar que no", aseguran fuentes del Grupo Socialista a este periódico.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, confió este lunes desde València en que la proposición de ley salga adelante, porque es el texto de su departamento, "con algunas mejoras", y espera que se tramite cuanto antes una legislación que "blinde" los derechos del colectivo trans, con el que la sociedad española tiene "una deuda", informa EFE. También la secretaria de Estado para la Igualdad de Género, Noelia Vera, también de Unidas Podemos, se comprometió a "pelear" para lograr la aprobación de una ley que "no va a borrar a nadie", sino que va a "dibujar" derechos para todos.

Como ocurría con el borrador de Igualdad, la proposición de ley impulsada por ERC, Junts y Más País permite a los menores trans, de entre 12 y 16 años, que efectúen la solicitud de mención registral de sexo "a través de sus representantes legales o por sí mismas con su consentimiento". También los representantes legales de los menores de 12 años, dice la propuesta de los grupos, "podrán realizar la solicitud de rectificación de la mención registral del sexo con la conformidad expresa de las mismas".

Documentos o testigos

Calvo apunta que el proyecto del Gobierno estará listo "relativamente pronto" y que es positivo que haya una propuesta del Congreso

La libre autodeterminación de género es vista con objeciones por los socialistas. Calvo ha insistido en que hacen falta "garantías constitucionales", "calidad normativa" y seguridad jurídica, porque de lo contrario la ley, que con mucha probabilidad será recurrida por la derecha, podría ser tumbada. La vicepresidenta ha recalcado que otros países que han legislado sobre la materia "incluyen algún tipo de elemento para garantizar la estabilidad del paso que se da, la reversibilidad -si se tiene que dar- y la seguridad para la identidad de la persona". Los socialistas entienden que es necesario un documento que acredite la condición de transexualidad o testigos que apuntalen esa transición, como ocurre con el matrimonio o la certificación de un fallecimiento. El PSOE sí comparte despatologizar la transexualidad.

Noticias relacionadas

Montero preparó dos borradores, la ley LGTBI y la ley trans. Pero el PSOE presionó para fundir ambos textos en uno solo, una ley LGTBI con un capítulo específico dedicado al colectivo trans, por una cuestión de economía legislativa, para simplificar la tramitación. El anteproyecto estará listo "relativamente pronto", anticipó la semana pasada Calvo en la Comisión Constitucional de la Cámara baja.

Allí, ella misma respondió a Íñigo Errejón, líder de Más País, que "está bien" que el Congreso debata una ley trans alternativa al texto redactado por Igualdad, ya que si hay "movimiento" en el Parlamento y desde el Gobierno, se puede "avanzar haciendo una ley" que permita a "los colectivos LGTBI de este país avanzar y proteger". Y de nuevo incidió en la necesidad de que la legislación quede dentro del ordenamiento constitucional.