Aniversario de la declaración de Christchurch

España se compromete a luchar contra el extremismo en las redes sociales

  • Varios países se conjuran para intentar erradicar el discurso del odio de las plataformas de internet

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en la Moncloa con motivo de la modificación del artículo 49 de la Constitución, este 13 de mayo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto en la Moncloa con motivo de la modificación del artículo 49 de la Constitución, este 13 de mayo. / EFE / CHEMA MOYA

Se lee en minutos
Efe

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se ha comprometido este viernes a luchar contra el extremismo violento en las redes sociales, a fin de combatir el contenido de radicalización y terrorismo que circula por internet.

Durante su participación en una cumbre virtual con motivo del segundo aniversario del "Llamamiento de Christchurch", una iniciativa lanzada cuando un extremista mató a 51 personas en dos mezquitas de esa ciudad neozelandesa mientras se retransmitía en directo por Facebook, Sánchez ha propuesto medidas concretas como el diálogo global con las empresas tecnológicas, una regulación específica y una mayor participación de la sociedad civil.

“Aprovechar internet para difundir discursos de odio e incitación a la violencia no es aceptable”, ha dicho el presidente Sánchez durante su intervención por videoconferencia, según un comunicado de La Moncloa. “No podemos permitir que el mal uso de internet socave los principios y valores que están en el centro de nuestras democracias”, ha añadido.

La cumbre virtual de este viernes, convocada por la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se enmarca en la iniciativa del “Christchurch Call”, lanzada el 15 de mayo de 2019 tras los atentados del mismo nombre en Nueva Zelanda. Según el Gobierno español, estos ataques pusieron de relieve el daño que puede originar el contenido extremista violento en las redes ya que fueron retransmitidos en directo y se hicieron virales.

La cumbre de este viernes ha reunido de nuevo a jefes de Estado y de Gobierno y líderes del sector tecnológico con el fin de ahondar en sus compromisos para eliminar el contenido terrorista y extremista violento de la red. España es parte de la iniciativa desde 2019, cuando el presidente Sánchez la apoyó en la Asamblea General de la ONU, en septiembre del ese mismo año.

En la Estrategia Nacional contra el Terrorismo

La lucha contra la radicalización y el extremismo violento, tanto a nivel multilateral como nacional, es una prioridad del Gobierno español plasmada en la Estrategia Nacional contra el Terrorismo, según ha destacado La Moncloa.

Noticias relacionadas

En su intervención, Sánchez ha planteado una serie de herramientas necesarias para luchar contra tal amenaza, como la importancia de buscar la colaboración de más empresas tecnológicas y de desarrollar una nueva legislación concreta a nivel multilateral, destacando que la nueva norma de la UE para contrarrestar la difusión de contenidos terroristas en la web en línea es un hito positivo y marca el camino a seguir en otras instituciones.

El presidente del Gobierno ha subrayado también el importante papel de la sociedad civil, tanto como supervisores como defensores de las soluciones. “Llevemos juntos el Christchurch Call a la siguiente etapa y trabajemos para eliminar el contenido terrorista y extremista 'online', preservando al mismo tiempo una Internet gratuita, abierta y segura”, ha afirmado.