Negacionistas del covid

Disuelven una manifestación en Mauthausen tras poner un discurso de Hitler

  • Las fuerzas de seguridad están investigando la manifestación, a la que asistieron 30 personas contrarias a las restricciones contra el covid y han interrogado ya al organizador

Una imagen del campo de concentración de Mauthausen, del fondo documental de la Amical Mauthausen.

Una imagen del campo de concentración de Mauthausen, del fondo documental de la Amical Mauthausen.

Se lee en minutos
El Periódico

La policía austríaca disolvió este viernes una manifestación de negacionistas de la covid en la localidad de Mauthausen -a poca distancia del campo de concentración nazi en el que fueron asesinadas 100.000 personas, entre ellas unos 5.000 españoles- tras ponerse el audio de un discurso de Adolf Hitler.

Las fuerzas de seguridad están investigando la manifestación, a la que asistieron 30 personas contrarias a las restricciones contra el covid y han interrogado ya al organizador, porque en Austria la apología del nazismo es un delito. La concentración fue retransmitida por las redes sociales, lo que ha permitido a la policía reunir material incriminatorio, según recoge la radio pública austríaca.

Casi al mismo tiempo que se producía esa concentración a las 14.00 horas, el presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, se encontraba en el cercano campo de Mauthausen para conmemorar a sus víctimas, cuando se cumplen 76 años de la liberación del complejo por parte de las tropas estadounidenses.

"Intolerable"

El gobernador de Alta Austria, el conservador Thomas Stelzer, agradeció la rápida reacción policial, lamentó que se hubiera "pisoteado la memoria histórica" y prometió que no permitirá que se "banalicen las atrocidades del régimen nazi". También la ministra de Asuntos Europeos, Karoline Edstadler, lamentó lo sucedido y consideró que este es "el peor de una serie de incidentes antisemitas registrados en los últimos meses".

La responsable de memoria histórica del opositor Partido Socialdemócrata, Sabine Schatz, consideró "intolerable" que, precisamente en Mauthausen, ese grupo de personas tratasen de "banalizar" los crímenes del nazismo.

Noticias relacionadas

Entre 1938 y 1945 la dictadura de Hitler deportó a Mauthausen y sus campos adyacentes, como Gusen, a más de 200.000 personas de diversas nacionalidades, debido a su origen étnico, ideología, orientación sexual o fe religiosa. Entre ellos hubo más de 7.500 republicanos españoles.

Alrededor de 100.000 prisioneros murieron en Mauthausen, incluidos cerca de 5.000 españoles, debido a las brutales condiciones del trabajo forzoso o asesinados de forma arbitraria.