Negociaciones para formar Govern

La CUP avisa a ERC y Junts de que una repetición electoral pone en peligro el 52% de voto independentista

  • Los anticapitalistas dudan de que los 'comuns' asuman el preacuerdo entre Esquerra y la CUP para impulsar "un nuevo embate al Estado"

La diputada de la CUP-NCG, Laia Estrada.

La diputada de la CUP-NCG, Laia Estrada. / ACN / Mariona Puig

3
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

La CUP ha pedido este martes "responsabilidad" al resto de formaciones políticas soberanistas para que se arremanguen y eviten una repetición electoral en Catalunya alertando a ERC y Junts de que una llamada a las urnas, tras los choques incesantes, puede poner en peligro el 52% del voto independentista. Asimismo, las filas anticapitalistas dudan de que la hoja de ruta para la desconexión prosiga hasta la celebración de un nuevo referéndum si los 'comuns' acaban siendo decisivos para la formación del Govern.

"Nos equivocamos, pensamos que los partidos independentistas habían tocado fondo y resulta que no, que aun podíamos ir a peor y hacer más el ridículo", ha aseverado la diputada Laia Estrada desde el Parlament, cargando con dureza contra la falta de acuerdo: "Parece ser que no habían tenido suficiente con tres años de de desgobierno, de parálisis, de retroceso en derechos nacionales y sociales", ha abundado.

La 'cupera' ha criticado a los todavía socios en el Executiu por esparcir "frustración" en el movimiento independentista y se ha preguntado si no habían tenido suficiente con perder 700.000 votos secesionistas el 14-F, pese a que cruzaron el 52% de los apoyos. Estrada ha animado usar esta bolsa de papeletas para "empezar de una vez por todas un nuevo ciclo y un embate contra el Estado en defensa de los derechos sociales y nacionales".

Pese a la urticaria que genera en la CUP la mesa de diálogo entre gobiernos, pactaron con ERC su continuidad hasta el 2023, cuando deberán analizarse sus frutos para decidir sobre su futuro. "No todo el mundo ha clarificado su estrategia. Conocemos la de ERC, aunque no la compartimos, pero la de Junts no llegamos a conocerla", ha deslizado a los posconvergentes. 

Los 'comuns' entran en la ecuación

En Comú Podem y ERC han abierto conversaciones para alumbrar un acuerdo 'exprés' que convierta al aspirante Pere Aragonès en 'president', pero a las 24 horas ya han surgido las pullas. El diputado en el Congreso, Jaume Asens, ha sostenido que el objetivo de los republicanos en esta legislatura "no es conseguir la independencia", aunque después ha matizado sus palabras, y dirigentes como Gabriel Rufián y Marta Vilalta han replicado con dureza que mentía.

"Si los 'comuns' aceptan este marco de legislatura de embate al Estado y de avanzar en el derecho a la autodeterminación, perfecto. Y si no es así, y quieren ir en la línea de Asens, nos encontrarán de cara", ha alertado Estrada, haciendo valer el preacuerdo ERC-CUP. "Los 'comuns' han acabado avalando al PSOE en la decisión de no regular los alquileres y frenar la sangría de desahucios. ¿Los 'comuns' están dispuestos a avanzar en el embate democrático más allá de los límites legales constitucionales?", se ha preguntado la diputada Eulàlia Reguant en una entrevista en TV3.

Los anticapitalistas sellan su confianza -y sus nueve votos a favor del candidato- a que no se modifique ni una coma del acuerdo alcanzado una semana después de los comicios. Pero, con Junts fuera de la ecuación de gobierno, los números se tambalean. Los posconvergentes deberán ceder algunos de sus votos a favor -y un monto de abstenciones- aunque En Comú Podem forje un pacto con los republicanos, y ya advierten de que esos votos no serán 'gratis'.

Noticias relacionadas

En cuanto al Consell per la República, la CUP descarta por ahora formar parte de él, porque opina que se ha usado de forma partidista -así lo demuestra su entrada en juego ayer, en plena negociación, ha dicho- "y no responde a la transversalidad del independentismo".

Por otra parte, Reguant ha pedido explicaciones a Esquerra por las declaraciones del diputado en el Congreso, Gabriel Rufián, tras reunirse con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en las que sostuvo que tras las elecciones madrileñas del 4-M  "empieza una nueva legislatura" en Madrid porque hace falta diálogo para "tomar decisiones y normalizar y estabilizar la política a todos los niveles". Algo que, según Reguant, contradice el acuerdo alcanzado para investir a Aragonès.