Dependiente de Presidencia del Gobierno

El impago de atrasos salariales origina un conflicto colectivo en Patrimonio Nacional

El organismo estatal debe 850 euros de media a taquilleros y jardineros de los palacios reales, entre otros trabajadores no funcionarios

El Palacio Real de Madrid, sede principal de Patrimonio Nacional.

El Palacio Real de Madrid, sede principal de Patrimonio Nacional. / Mario F. Portillo

Se lee en minutos
Juan José Fernández

Tras un año y cinco meses esperando el cobro de una subida salarial, los contratados laborales de Patrimonio Nacional han llevado a su patrón a los tribunales. El Comité Intercentros del organismo, que depende de Presidencia del Gobierno, ha comunicado este jueves a toda la plantilla que ha decidido "por unanimidad" interponer un conflicto colectivo "en defensa de los trabajadores". La causa: "No actualización de las nóminas de todos los trabajadores laborales, así como el impago de los atrasos correspondientes a 2020 y la paralización de la negociación de los de 2021", según una nota interna a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

Esa situación se traduce en una media de 850 euros de salario no cobrado aún en la plantilla de contratados laborales de Patrimonio. Son 950 empleados, con sueldos en general mileuristas. Los impagos son totales, según un comunicado que el sindicato CSIF ha enviado a sus afiliados dependientes del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional. Esa deuda, según esa central sindical, afecta a oficiales de jardines, conductores, guías, intérpretes, auxiliares administrativos, ayudantes y taquilleros.

Son "mil familias que año tras año cobran tarde, mal y nunca (hasta el momento) -dice CSIF- y cuyos retrasos suponen no solo problemas en el día a día de vivir con unos sueldos insuficientes, sino también con la Hacienda pública". Cada año, el cobro retrasado de conceptos salariales les suponen a los trabajadores de Patrimonio la obligación de realizar declaraciones complementarias de IRPF.

En este momento esperan aún a cobrar el incremento salarial que en 2019 se decidió para 2020, con atrasos que se remontan al 1 de enero del año pasado. Son ya por tanto 17 meses de espera, periodo durante el cual impactó la pandemia en el trámite de la puesta al día de las nóminas. No obstante, como subraya el informe enviado por CSIF, "el resto de los empleados públicos del organismo, personal funcionario lo ha cobrado como el resto de los de la Administración General del Estado".

Así, hoy día a los centros de Patrimonio Nacional acude a trabajar una plantilla que, en función de la calidad de su contrato, soporta o no una deuda del Estado. Están al día en salario todos los directivos, pero no los trabajadores de las escalas inferiores.

Noticias relacionadas

El conflicto colectivo adquiere una dimensión emocional en la plantilla. "Detrás de quien sale en la prensa dirigiendo edificios históricos, miles de obras de arte, parques, jardines, bosques... hay una plantilla que cuida, gestiona, muestra, restaura, repara, vigila ese patrimonio, que es la gran olvidada", lamenta el comunicado de la CSIF.

Los incobros serán llevados a los juzgados de lo Social, sin descartar el Comité Intercentros la adopción de medidas de presión, incluida la huelga. Patrimonio Nacional gestiona y custodia, entre otras, joyas como los palacios reales de Madrid, El Pardo, Aranjuez y La Almudaina (Mallorca), monasterios como el de San Lorenzo de El Escorial, Yuste (Cáceres), Las Huelgas (Burgos) o el Valle de los Caídos,