Informe a la Fiscalía

La Policía no ve delito en el cartel de Vox contra los 'menas'

  • Considera que el lema "Un 'mena', 4.700 euros al mes; tu abuela, 426 euros" no encaja en ninguno de los supuestos castigados por la ley

El cartel de Vox contra los menas en el metro de Madrid, durante la campaña para las autonómicas.

El cartel de Vox contra los menas en el metro de Madrid, durante la campaña para las autonómicas. / Bruno Thevenin (Más Madrid)

3
Se lee en minutos
Luis Rendueles
Luis Rendueles

Redactor

Especialista en sucesos, investigación

ver +
Vanesa Lozano
Vanesa Lozano

Redactora

Especialista en Sucesos

ver +

La Policía Nacional no ve delito en el cartel publicitario de Vox contra los menores extranjeros no acompañados ('menas'), según ha sabido EL PERIÓDICO. El informe de la Brigada Provincial de Información remitido a la Fiscalía de Delitos de Odio sostiene que la publicidad electoral en la que se contrapone a una mujer jubilada con un menor encapuchado y se habla de lo que el Estado dedica a cada uno de ellos "no encaja" en los supuestos previstos en el artículo 510 del Código Penal, el que regula los delitos de odio. "Un 'mena', 4.700 euros al mes; tu abuela, 426 euros de pensión/mes", se lee en un cartel colocado en la estación de la Puerta del Sol junto al lema: 'Vox, vota seguro'.

La opinión de la Policía, "un informe técnico", según las fuentes consultadas, contradice la de la propia Fiscalía, que ha abierto diligencias de investigación contra Vox por un presunto delito de odio. El Código Penal castiga con multas y penas de hasta cuatro años de cárcel a quienes "públicamente fomenten, promuevan o inciten, directa o indirectamente, al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad". El informe policial cree que el cartel de Vox no encaja en ese comportamiento.

Ataques "gratuitos y prejuiciosos"

El diagnóstico de la Policía coincide con el del juez de guardia, titular del número 48 de Madrid, que rechazó retirar el cartel electoral, tal como reclamó la Fiscalía. El magistrado afirmaba que "no se da ni peligro por la demora, ni apariencia de buen derecho". La Fiscalía entendía que el cartel podía provocar ataques "gratuitos y prejuiciosos" para los menores de edad no acompañados y tutelados en la Comunidad de Madrid. Tras la decisión judicial, la Fiscalía ha recurrido y será otro juez quien decida finalmente sobre el fondo del asunto.

El informe policial incluye también un análisis de todas las reacciones generadas en redes sociales por el cartel de Vox. Y no encuentra indicios de delito. Sí aprecia, en cambio, la existencia de un posible delito de odio en la actuación de un tuitero afín a las tesis de Vox, Alvise Pérez, que el 21 de abril publicó un mensaje en redes sociales en el que vinculaba a los menores inmigrantes con una agresión sexual: "1. El 30% de menores en centros de protección de Madrid son ya 'menas'. 2. Un grupo de marroquíes acaba de secuestrar y violar en una casa de Parla a una joven española con incapacidad", afirmó.

El informe policial remitido a la Fiscalía sí advierte delito en esos mensajes: "En ese caso, se le imputa a los menores no acompañados de forma genérica y falsa un delito grave, como una agresión sexual, que no habían cometido y que, además, resultó ser falsa", explican las fuentes consultadas.

Aluvión de críticas

El cartel de Vox contra los 'menas' provocó un aluvión de críticas por parte de los partidos de la oposición y fue uno de los temas protagonistas durante el debate de Telemadrid entre los candidatos a presidir la Asamblea. La propia Comunidad de Madrid desmintió el mensaje implícito en el anuncio al subrayar que atiende a 269 menores extranjeros no acompañados y negó que se les destine a cada uno 4.700 euros al mes.

Noticias relacionadas

La formación liderada por Santiago Abascal, por su parte, defendió los carteles e, incluso, denunció que algunos de ellos, expuestos en la estación de Cercanías de Sol, fueron vandalizados con pintadas, reprochando la "violencia" de la actuación. "Vamos a seguir mostrando la realidad por todo Madrid. Seguiremos diciendo que si son menores, con sus padres en sus países. Y si son delincuentes a sus cárceles", insistieron desde la cuenta de Twitter de Vox.