Negociación para un Govern

Aragonès lanza un ultimátum a Junts y retoma la opción de gobernar en solitario

  • El presidenciable da de tiempo hasta el 1 de Mayo para cerrar un acuerdo

  • Los posconvergentes desafían a los republicanos a que gobiernen a solas "o con la CUP"

El ’vicepresident’ en funciones y candidato a presidir la Generalitat, Pere Aragonès; durante un acto en Barcelona.

El ’vicepresident’ en funciones y candidato a presidir la Generalitat, Pere Aragonès; durante un acto en Barcelona. / Quique García / EFE

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Nueva vuelta de tuerca de ERC en su afán de espolear a Junts para que pacte la investidura de Pere Aragonès. El líder extramuros del partido dio este domingo una vuelta de tuerca más a la táctica iniciada hace unas semanas y situó el 1 de Mayo como fecha límite para alcanzar un acuerdo de Govern que le catapulte a la presidencia de la Generalitat. Si este acuerdo no se produce, mantuvo el republicano en una entrevista al diario 'Ara', será necesario explorar "otras opciones con junts". Estas pasan, sí o sí, por formar Govern en solitario (o con la CUP) aprovechándose del anunciado apoyo a su investidura por parte de los posconvergentes, garantizada por el propio Jordi Sànchez hace tres semanas. Fuentes republicanas se encargaron de aclarar que bajo ningún concepto estas "nuevas vías" tendrían como actor al PSC. "Con el PSC, nada, nada, nada", sancionó una poderosa voz del partido para desfacer posibles entuertos

La fecha del Primero de Mayo no es nueva. la puso sobre la mesa, el lunes 19, la portavoz y número 2 extramuros de ERC Marta Vilalta cuando aseguró que "entre Sant Jordi y "la fiesta de los trabajadores debería producirse un acuerdo, aunque negó, en ese momento, de que se tratara de un ultimátum. EL lento devenir de la negociación esta semana debe de haber soliviantado al presidenciable republicano que decidió apretar un poco más la clavijas.

Amenaza con preaviso

Cabe recordar que en el pleno de investidura fallido, los republicanos recibieron varios mensajes de Junts quitando hierro al veto a Aragonès y situando en los alrededores de Sant Jordi un ungimiento de Aragonès que todavía no se ha producido. Y este lunes faltará, todavía, un mes, para el límite legal de una segunda investidura o, de lo contrario, se convocarán automáticamente elecciones.

Hace tres semanas, el secretario general de Junts, y voz cantante en las negociaciones, abrió la puerta a apoyar la investidura de Aragonès sin significar ello que los posconvergentes entren en el Govern. Los republicanos consideran este movimiento puramente de farol y han decidido emplearlo a fondo para desatascar una negociación que, según ellos, no ha hallado ningún obstáculo insalvable. El objetivo de Esquerra sigue siendo formar Govern con los posconvergentes, toda vez que son conscientes que la libertad de movimientos de Junts crearía gran estabilidad aa su Executiu en minoría

Noticias relacionadas

La respuesta, monolítica, la dio el 'conseller' de Interior en funciones, Miquel Sàmper quien reiteró el mensaje posconvergente que lo que busca su fuerza es "un acuerdo sólido" para formar un Govern de la Generalitat y no un pacto "de cuatro días". En los medios públicos de la Generalitat, Sàmper ha reconocido que el proceso de negociación "va más lento de lo que algunos querríamos, incluso la sociedad", pero que ello responde a que desean hacerlo "de manera muy consciente y solvente". 

Fuentes del equipo negociador de Junts responden que se acordó no hablar a través de los medios de comunicacion y que no era posible un buen acuerdo antes de 15 días. Y desafían a ERC a gobernar en solitario o con la CUP. "Que hagan"...apuntan estas fuentes