Análisis

El gran 'shock' del 4-M: las opciones de ganar de la izquierda se disparan

  • Las expectativas de participación crecen casi un punto tras la bronca en el debate de la SER

Pablo Iglesias y Rocío Monasterio en el debate de Telemadrid

Pablo Iglesias y Rocío Monasterio en el debate de Telemadrid

Se lee en minutos

El debate de este viernes en la cadena SER estaba llamado a ser un evento político menor. La ausencia de la principal rival a batir estas elecciones, Isabel Díaz Ayuso, reducía las oportunidades del resto de candidatos de agitar el actual equilibrio electoral. Sin embargo, un encadenamiento de eventos han provocado que la campaña electoral haya dado un vuelco, precisamente, durante ese debate.

A las amenazas de muerte recibidas ayer por, entre otros, Pablo Iglesias, le seguían, poco antes del debate, las graves acusaciones de Rocío Monasterio de haberse inventado las amenazas. La reacción del candidato de Unidas Podemos fue marcharse al inicio dicho debate, tras pedir infructuosamente a la candidata ultraderechista que se retractara. Mónica García y Ángel Gabilondo, candidatos de Más Madrid y PSOE, se solidarizaron con Iglesias abandonando también el debate en señal de reprobación.

Más allá de las secuelas políticas y sociales de este evento, ¿cómo afecta lo ocurrido a las elecciones del próximo 4 de mayo? A continuación, para responder a esta pregunta se exponen dos claves que arrojan los datos exclusivos de Predi, un mercado de predicción política capaz de ajustar sus estimaciones en vivo en función de los shocks que ocurren en campaña.

Un 'shock' distinto

En las campañas electorales suelen producirse dos tipos de eventos democráticos: los programados, como las entrevistas o debates, y los inesperados, como el anuncio de un nuevo candidato, un gazapo o una medida estrella. Los últimos, por inesperados, suelen provocar 'shocks' de amplitud variable con el potencial de trastocar las oportunidades de éxito de cada partido en unas elecciones y por lo tanto el gobierno resultante.

Lo que ha ocurrido en las últimas horas no solo es evento político inesperado, sino que es antidemocrático. Esto provoca que el potencial de la amplitud del efecto sea mayor que en otros casos. Para muestra de ello, el gráfico que sigue a este párrafo. En él se puede observar cómo el gobierno de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos se ha disparado del 23% al 36% de probabilidades. 13 puntos más que el día anterior. Esto convierte al gobierno tripartito de izquierdas en el segundo resultado más probable de estas elecciones detrás del gobierno del PP en solitario, que es un 42% probable. La contrapartida es el descenso de expectativas de la coalición de PP y Vox, que baja nueve puntos, hasta el 16% de probabilidad. También lo hace el gobierno de PP en mayoría, que pasa del 7% a menos de un 1%.

La duración del 'shock'

Más que de transferencias entre partidos, estas elecciones van sobre abstención diferencial que hace los electores de zonas predominantemente de izquierdas de Madrid, sean menos proclives a votar. Por eso, si se produce un aumento de la participación general, sobre todo tras un evento tan significado como el de este viernes, lo lógico es que este aumento sea asimétrico, es decir, atribuible a la movilización de la izquierda. En el siguiente gráfico se aprecia el mayor 'shock' de participación observado en un solo día desde que tenemos datos. Es de casi un punto, llegando al 67,8%. Dependiendo de cuántos días reverbere en los medios el 'shock' de hoy y cuánta atención de los ciudadanos acapare, lo esperable es que la participación siga creciendo en los próximos días.

Noticias relacionadas

¿Cuánto durará este 'shock'? ¿Quedará enterrado entre la multitud de sucesos políticos propios de la recta final de las elecciones? ¿Nos habremos olvidado de lo que ha pasado en apenas una semana? Cuando un evento político como este cambia el marco discursivo, los partidos a los que el nuevo tema les es perjudicial hacen todo lo posible por cambiar la atención hacia otro asunto. En este sentido, el PP, que hasta ayer contaba con amplias probabilidades sumar una mayoría, es el principal interesado en cambiar el foco. El problema es una decisión que tomaron hace no hace tanto: ir a un solo debate electoral. Debate que ya se ha producido. Se reducen las posibilidades de Ayuso a la hora de provocar un cambio temático que haga olvidar al electorado, sobre todo el de izquierdas, el escoramiento de su principal socia, Rocio Monasterio. No se pierdan las actualizaciones diarias de Predi hasta el mismo día de las elecciones para ver cómo evolucionan los datos.