Activismo político en las redes

Huelga de memes: la campaña que busca frenar a Ayuso para las elecciones en Madrid

  • Una treintena de creadores de contenido pide dejar de publicar memes sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid para no alimentar su discurso de campaña

Campaña para dejar de publicar memes de Ayuso en las redes sociales

Campaña para dejar de publicar memes de Ayuso en las redes sociales / 'Es Solo un Meme' (Instagram)

Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso con un adoquín en la mano, posando imitando a la Virgen de los Dolores o vinculando falsamente los contagios de covid-19 con la inmigración. A lo largo de su carrera política, las estridencias de la presidenta de la Comunidad de Madrid la han convertido en objeto de críticas y burlas por parte de sus rivales. Sin embargo, esos mensajes incendiarios han sido parte esencial de sus éxitos electorales. Ahora, un grupo de creadores de contenido de izquierda ha decidido declararse en huelga y dejar de publicar memes irónicos de Ayuso para no alimentar así su campaña a las elecciones presidenciales que la región celebra el próximo 4 de mayo.

“Desde hace tiempo los políticos memetizan cada vez más su mensaje, intentan vender imágenes más que discursos o mensajes”, señala Álvaro López Pajares, participante en esta iniciativa que, bajo el nombre ‘Es solo un meme’, ya ha reunido a más de 30 cuentas en Instagram y Twitter de Madrid, Valencia, Sevilla o Bilbao. “Haciendo broma de ello parece que les dejas en ridículo, pero al final lo utilizan para captar atención mediática. Con ese lenguaje político terminan marcando la agenda”, apunta.

Pajares está detrás de Policía del Afecto, una cuenta en Instagram con 14.000 seguidores que crea memes sobre temas políticos y sociales con perspectiva izquierdista. Como él, otras cuentas de esa creciente escena cultural digital —conocida como memesfera— como Culomala (36.400 seguidores), Derribos y deconstrucciones (36.300) o Neuraceleradísima (23.100) se han unido para dejar de publicar contenido que haga referencia a Ayuso para “dejar de alimentar su maquinaria de propaganda”, según reza su manifiesto publicado ayer.

Pajares explica que esa es la primera parte de una estrategia para intentar sortear los algoritmos de las redes sociales y crear una nueva narrativa a través de los memes que hable de otro Madrid más izquierdista y alejado de la imagen proyectada por décadas de dominio del Partido Popular. “Queremos hablar de Getafe, de lo mal que vivo en Chamberrí porque el alquiler está carísimo o de lo complicado que es usar el metro”, explica. Para ello crearán un grupo de Telegram y Discord que reúna a una amplia comunidad de creadores que quiera “resignificar Madrid a través de los memes” y “relanzar la identidad del Madrid de extrarradio”.

El incendio digital como éxito

Noticias relacionadas

Es difícil hablar de Madrid sin hacerlo de Díaz Ayuso. Durante los últimos meses, la presidenta madrileña ha intensificado una campaña de exabruptos incendiarios que le garantiza el impacto en las redes sociales y su presencia en los medios de comunicación. Siguiendo la estrategia digital ya aplicada por el conservadurismo de corte reaccionario en otros países como Estados Unidos, esos exabruptos logran indignar a su rival político, activando una reacción emotiva que lleva a la crítica o a la burla en plataformas como Twitter o Facebook. La crítica genera, a su vez, una reacción de defensa de sus partidarios y ese choque político se traduce en una viralización de su imagen.

Ayuso tiene todos los números de seguir al frente de la Comunidad de Madrid. Bajo su liderazgo, el PP apunta a casi el 40% de los votos, según la media de encuestas, y a unos 57 escaños, a nueve de la mayoría absoluta. Esta huelga de memes sabe que su capacidad de impacto “es modesta”, pero su objetivo es a largo plazo. “Ahora viene lo más difícil”, explican.