Industria militar

El primer submarino de fabricación española, el S-81 'Isaac Peral'; listo para el agua

  • España se convierte en el décimo país del mundo en alcanzar la capacidad industrial para fabricar submarinos

El submarino S-81 Isaac Peral, en los astilleros de Cartagena.

El submarino S-81 Isaac Peral, en los astilleros de Cartagena. / EFE / Navantia

Se lee en minutos

El Periódico

El submarino S-81 'Isaac Peral', el primer sumergible fabricado en España, ya está listo para el agua y este próximo jueves está previsto que realice su primera inmersión. La nave militar ha sido ensamblada por la empresa pública Navantia para la Armada y, de superar la última prueba de fuego de esta semana, convertirá a España en el décimo país en todo el mundo con capacidad industrial para fabricar submarino. 17 años después del inicio de los trabajos, la industria militar española ha sido capaz de finiquitar su primer sumergible de la serie S-80; en las atarazanas de Cartagena (Murcia).

Además del 'Isaac Peral', Navantia está actualmente fabricando otras tres unidades de la serie S-80. Estos modelos tienen 7,3 metros de diámetro, llevan dentro 60 kilómetros de cables y se pueden operar con 32 marinos, frente a las 65 personas que necesitaban sus predecedores, los de la clase S-70 construidos en los años 70 del siglo pasado en colaboración con Francia. Estos buques sumergibles están diseñados para poder permanecer bajo el agua un periodo de quince días, con una autonomía estratégica que permite operar a su sistema de propulsión independiente de la atmósfera (AIP). Con él, obtienen agua y electricidad a cualquier profundidad gracias a un sistema de pila combustible donde el hidrógeno y el oxígeno se combinan para producirlos.

El 'Isaac Peral' será puesto en el agua por primera vez este jueves, en un acto que contará con la participación de los reyes y sus hijas. De hecho, la infanta Leonor será 'madrina' honorífica de este primer sumergible de fabricación española. Tras esta primer inmersión, el 'Isaac Peral' entrará en la última etapa de testeo antes de su entrega final, prevista para el 2023; una vez se acabe de poner a punto. A partir del jueves, el S-81 Isaac Peral se trasladará desde el taller donde se ha construido en el astillero de Navantia hasta el mar mediante un dique inundable, una maniobra que requiere de varias horas y que se hará en los días siguientes. Una vez en el agua, comenzarán las pruebas de puerto y, en una segunda fase, las pruebas de mar, con navegación en superficie e inmersión hasta su cota máxima.

Su primera navegación está programada para principios de 2022 y su entrega definitiva un año después, tiempo en el que la Armada tendrá que sostenerse con dos submarinos S-70, un número que solo le permite tener como máximo uno operativo, frente a los ocho que tenía en los años 80. Desde Navantia calculan poder entregar ya de forma definitiva en el 2026 los cuatro S-80 encargados, el S-81 Isaac Peral, el S-82 Narciso Monturiol, el S-83 Cosme García y el S-84 Mateo García de los Reyes.

Noticias relacionadas

En memoria de Isaac Peral

El primer submarino de fabricación española llevará el nombre del inventor del submarino eléctrico. Isaac Peral fue un militar nacido en el 1851 en Cartagena, donde más de un siglo después se ha ensamblado la nave que lleva su nombre, que fue pionero en el diseño e invención de la navegación subacuática. En el 1888 finalizó el primer prototipo de submarino propulsado por baterías. En la primera inmersión de esta nave, el submarino consiguió realizar 9 kilómetros bajo el agua y disparar y dar en el blanco a un objetivo a 300 metros; según recoge la revista National Geographic.