Nueva controversia del exdiputado del partido de Puigdemont

Costa desata otra polémica al soslayar el reglamento del Parlament y exigir el apoyo de ERC a Junts

  • Presiona de nuevo a Esquerra y sostiene que "alguien ha perdido el juicio y los conceptos básicos de la democracia"

  • Publica después una rectificación controvertida afirmando que no se basa en el reglamento sino en la "historia"

El vicepresident primer de la Mesa  Josep Costa  durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN

El vicepresident primer de la Mesa Josep Costa durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN / Bernat Vilaro

Se lee en minutos

El exdiputado independentista de Junts, Josep Costa ha dejado el Parlament, donde ejerció de contrapoder interno al presidente republicano Roger Torrent, pero mantiene intacta su capacidad de generar polémica, a menudo en contra de ERC. Esta vez ha sido mediante un tuit en el que exige que los republicanos que voten de nuevo al candidato que Junts va a proponer para sustituir al exabogado del 'expresident' Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, defenestrado por su propio partido como secretario segundo de la Mesa del Parlament tras a penas tres semanas en el cargo. "Alguien ha perdido el juicio y los conceptos básicos de la democracia parlamentaria", remata. Una lectura del reglamento del Parlament confirma que la votación para sustituir a Cuevillas será libre y secreta en papeleta y urna por parte de todos los partidos sin obligación ninguna de escoger al nombre que proponga JxCat. Posteriormente, Costa ha rectificado alimentando todavía la polémica al afirmar que no hablaba del reglamento y contraatacando: si se tratase del PSC no habría discusión, ha sostenido.

Costa ha tuiteado inicialmente que "los miembros de la mesa siempre son sustituidos por su grupo. Los partidos que ya tienen a su representante no tienen ni voz ni voto". Una afirmación a todas luces incierta, como le recuerdan entre otros Teresa Vallverdú en Twitter, porque el artículo 46 del Parlament deja claro que "las vacantes que haya en la Mesa durante la legislatura" han de ser proveías de la manera establecida por los artículos 43, 44 y 45" del reglamento. ¿Y qué dicen estos tres artículos? Que se escoge en un pleno escribiendo el nombre del candidato en una papeleta y los cuatro secretarios elegidos son los que más votos tienen. En el caso de la sustitución de Cuevillas, pues, será elegido el que tenga más votos. Nada indica el reglamento, pues, que el partido que dispone de una plaza o varias en la Mesa tenga derecho a escoger a su sustituto.

"Fuera de lugar"

Las respuestas a Costa en Twitter son que "una simple lectura al reglamento del Parlament desmontan todo lo que dices" y que el comentario del exdiputado incluye un "tono fuera de lugar".

Según fuentes de Junts, se trataba de reclamar que, como en situaciones precedentes cuando Ciutadans sustituyó a sus integrantes en la Mesa, se apoyara automáticamente a la candidata de JxCat a sustituir a Cuevillas, la parlamentaria Aurora Madaula. Pero Costa no habla en su tuit de un pacto de caballeros sino de un imperativo (los partidos que ya tienen a su representante no tienen "ni voz ni voto", sostiene). Y como es conocido, los 'comuns' presentarán candidato propio y ERC está dando largas a la decisión de votar o no a favor de Madaula, porque Esquerra alega que Junts ha vetado ya en dos ocasiones la investidura de su candidato a 'president', Pere Aragonès, y porque el reglamento no obliga a apoyar a la diputada del partido de Puigdemont.

Más leña al fuego

En su rectificación, que ha calificado de "aclaración", ha asegurado que su tesis no se basa en el reglamento sino en "toda la historia de todos los parlamentos que conozco, incluido el de Catalunya". Costa ha obviado, también en este caso, que de entrada el Congreso de los Diputados escoge a los miembros de la mesa igual que en el Parlament, según el artículo 38 del reglamento del Congreso. El ya exdiputado, siempre polémico, ha añadido que "si hubiera renunciado el secretario del PSC no tendríamos esta discusión".

El 'caso Iceta'

Existen ciertamente otros mecanismos de elección de mesas en otros parlamentos, no en el Parlament. En la Cámara catalana los partidos sí tienen garantizado proponer a un nombre en función de su peso en el caso de los senadores de designación parlamentaria. Sucedió en el caso del candidato Miquel Iceta, del PSC. El pleno no avaló su nombre, pero ningún otro partido pudo sustituirle. Los socialistas llevaron el caso al Constitucional. De hecho, Junts también acudió al Constitucional contra la propia Mesa del Parlament, por la polémica por la imposibilidad de Puigdemont de delegar su voto en la Cámara.

Te puede interesar

Un parlamentario más que polémico

Costa ha protagonizado durante la anterior legislatura numerosas polémicas. Trato de evitar, de la mano de Ciutadans, que el presidente del Parlament, Roger Torrent, protagonizara un acto protocolario; se enfrentó a Torrent en numerosas ocasiones en público y privado, publicó un libro cargando contra la estrategia de ERC, y mostró una actitud más que beligerante en determinadas sesiones de la Mesa. En el último tramo de la convulsa legislatura se unió al 'president' Torra para exigir el cese del secretario general del Parlament, Xavier Muro, porque este decidió -tras los apercibimientos del Constitucional- no publicar una parte de una resolución independentista contra la monarquía para evitar las consecuencias legales de hacerlo. Torrent y el resto de partidos salieron en defensa de Muro.