Negociaciones para formar Govern

ERC blinda el acuerdo con la CUP y avisa a Junts de que no pactará la estrategia en el Congreso

  • Vilalta garantiza que el pacto con los anticapitalistas se cumplirá íntegramente

  • Sabrià avisa a los posconvergentes: "Nadie le dirá a ERC lo que tiene que votar en Madrid"

El presidente de ERC Oriol Junqueras con Pere Aragonés y la cabeza de lista de Lleida Marta Vilalta, en un miting en Lleida.

El presidente de ERC Oriol Junqueras con Pere Aragonés y la cabeza de lista de Lleida Marta Vilalta, en un miting en Lleida. / ACN / Guillem Roset

5
Se lee en minutos
El Periódico

Esquerra mueve ficha y advierte a Junts de que no modificará el acuerdo alcanzado con la CUP para la investidura de Pere Aragonès y que tampoco pactará una estrategia a seguir en el Congreso de los Diputados.

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha garantizado que a los anticapitalistas que el acuerdo alcanzado se cumplirá íntegramente y que no se modificará ningún punto tras el eventual pacto de Govern que lleguen con Junts: "La CUP no debe temer nada". "Es un acuerdo y los acuerdos están para cumplirlos", ha afirmado en una entrevista de Europa Press, y ha defendido que se puede hacer compatible este acuerdo con el eventual pacto de Govern que los republicanos lleguen con Junts para investir a Aragonès.

La CUP lleva días alertando a Esquerra de que cambios en el pacto sellado entre las dos formaciones para que sus nueve diputados votaran 'sí' al aspirante republicano podría alterar el sentido sentido de su voto, eso es, retirar el apoyo a Aragonès. Si así fuera, espetó la diputada Eulàlia Reguant en una entrevista en la misma agencia, "no será responsabilidad de la CUP". 

Vilalta ha argumentado que el acuerdo con la CUP es bueno tanto para afrontar la crisis como para avanzar hacia la independencia, y ha insistido en que el compromiso de ERC es seguir trabajándolo y mejorando: "Estamos muy satisfechos de este acuerdo".

La "unidad" en Madrid

Por su parte, el diputado de ERC y miembro del equipo negociador del nuevo Govern, Sergi Sabrià, ha replicado a la pretensión de JxCat de acordar una unidad de acción de los partidos independentistas en Madrid y ha advertido que, con sus 13 diputados en el Congreso, "nadie le dirá a Esquerra lo que tiene que votar", ha espetado en declaraciones a Efe.

Sergi Sabrià avisa a JxCat: Nadie le dirá a ERC lo que tiene que votar en Madrid. / EFE / ALBERTO ESTÉVEZ / VÍDEO: EFE

Junts reclama acordar una "unidad de acción" de las formaciones independentistas en las Cortes, pero según Sabrià "no hay discusión posible sobre esto", porque la fuerza de ERC supera a la suma de los demás partidos. Y ha recordado que en las elecciones generales de 2019 "los programas de ERC y de Junts eran bastante distintos", por lo que forzar su unidad de voto en todas las votaciones sería "engañar a la gente".

A su entender, "todo lo que podamos hacer de forma coordinada es bueno. Ahora bien, Junts y ERC son partidos muy distintos y esto se tiene que poder expresar en las votaciones, puesto que defienden dos modelos económicos diametralmente diferentes, y si no lo ven, que alguien les explique lo que dice Joan Canadell", diputado de Junts.

Se ha mostrado convencido, sin embargo, de que ERC, Junts, PDECat y la CUP pueden llegar a acuerdos en el Congreso "en temas nacionales", y que esto llevará a que se coordinen en estas materias, pero dicho esto, ha puntualizado: "Nadie le dirá a ERC lo que tiene que votar, por ejemplo, en temas de pobreza energética".

"Si alguien se piensa que podrá imponer a ERC lo que tiene que votar en Madrid, cuando la suma de sus diputados es mayor que la de todos los partidos independentistas juntos, ya le digo ahora que no lo conseguirá", ha avisado. "Si no vemos las cosas igual, los 13 diputados de ERC votarán lo que crean oportuno", ha insistido Sabrià, que también ha apuntado que, aunque él no puede hablar por los cuatro diputados del PDECat y los dos de la CUP en el Congreso, está convencido de que "dirían lo mismo" sobre esta cuestión. 

En cuanto a la mesa de diálogo, el pacto entre ERC y la CUP da dos años de margen y sitúa en el 2023 el momento de evaluar si está funcionando o si se debe acelerar un nuevo embate con el Estado. Vilalta ha sostenido que esto no será un problema para Junts y que, pese a que no es partidaria de poner fechas ni plazos al proceso independentista, ha razonado que estos dos años de margen no son para finalizar la mesa de diálogo, sino para analizar en qué punto se encuentra porque la solución al conflicto no se puede demorar 'sine die': "No puede durar eternamente". 

La renta básica universal

Más allá de las desavenencias en Madrid, en Junts no esconden que el pacto ERC-CUP no les agrada, pero Vilalta ha defendido que será compatible con el plan del nuevo Govern que pacten con los posconvergentes y ha asegurado que no ve "ninguna línea roja" que la formación de Carles Puigdemont no pueda asumir, ya que, según ella, en las reuniones con ellos no les han transmitido que algún punto programático pueda ser un obstáculo para desencallar la investidura.

En las filas de Junts se critica especialmente el plan piloto para impulsar una renta básica universal, pero Vilalta ha replicado que "la renta universal se hará". "Es una manera de superar y poner fin a la pobreza extrema de muchísima gente, de poder garantizar un mínimo vital para muchísimas personas que nos permitiría dar un salto adelante en la calidad de vida de muchísima gente", ha defendido. Aunque admite que la Generalitat no tiene los recursos disponibles para aplicar ya una renta básica universal, cree que iniciar un plan piloto puede suponer "un salto en un futuro".

Además, la dirigente republicana ha avisado a Junts de que los resultados electorales han dejado claro que "el centro de gravedad del independentismo ha virado hacia las izquierdas" y que esto también se debe reflejar en las políticas del nuevo Govern.

Para garantizar que el Govern cumpla el acuerdo con la CUP, también por parte de las Consellerias que lidere Junts, ha destacado que el pacto incorpora mecanismos de coordinación y seguimiento que implicará al "conjunto del Govern; no solo es un acuerdo de partidos, estará asumido por todo el futuro Govern".

El reparto del Govern

Noticias relacionadas

Preguntada sobre el reparto de las Consellerias del nuevo Govern entre ERC y Junts, Vilalta ha apostado por encontrar un equilibrio entre ambas formaciones, pero que no debe pasar necesariamente por invertir los cargos actuales, es decir, que los republicanos se queden con los departamentos que ahora tiene Junts, y a la inversa, que es una de las opciones que hay sobre la mesa en las negociaciones.

Para ella, es necesario que el Govern no se divida entre lo que es de un partido y de otro, y que no se entienda "como un reparto de poderes entre dos formaciones", como admite que ha sucedido en la última legislatura, sino que cree que hay que aplicar una mirada transversal para que los departamentos trabajen conjuntamente independientemente de quien los lidere.