Cuatro imputados más por el caso del Consell Esportiu de L'Hospitalet

El director del Consell Esportiu de L’Hospitalet, Eduard Galí, en el registro del pasado junio.

El director del Consell Esportiu de L’Hospitalet, Eduard Galí, en el registro del pasado junio.

Se lee en minutos

Efe

El caso de la supuesta trama de desvío de subvenciones en el Consell Esportiu de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) sigue creciendo y ya hay casi una veintena de imputados ("investigados"), después de que recientemente hayan declarado ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) cuatro personas más.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, la semana pasada la UDEF citó a declarar como investigados a dos trabajadores del Consell Esportiu, el jefe del Servicio de Deportes y Juventud del ayuntamiento y la interventora del consistorio. Así, en total ya son casi una veintena las personas investigadas, entre las que destacan la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, del PSC; el secretario de Esports de la Generalitat, Gerard Figueras, de JxCat; el segundo teniente de alcalde de L'Hospitalet, Cristian Alcázar, o el exconcejal de Deportes de L'Hospitalet y expresidente del Consell Esportiu Cristóbal Plaza.

Las imputaciones llegan una semana antes de que Marín, Figueras y Alcázar vayan a declarar ante la magistrada del juzgado de instrucción número 2 de L'Hospitalet que investiga el caso, el próximo 9 de abril. Asimismo, para el día 7 de abril la juez ha convocado a varios testigos, mientras que otros investigados están citados el día 8.

Dos detenidos

La investigación de esta supuesta trama se inició a raíz de una denuncia interpuesta por el concejal del PSC de L'Hospitalet Jaume Graells -que dimitió como teniente de alcalde, pero no ha dejado su acta ni el grupo municipal- por presuntas irregularidades en el Consell que desembocaron el pasado 10 de junio en la detención de dos compañeros de gobierno: Cristian Alcázar, que se mantiene como segundo teniente de alcalde, y Cristóbal Plaza, que dimitió.

Según la magistrada, una vez el denunciante destapó internamente esta supuesta trama, los investigados se pusieron presuntamente de acuerdo para intentar ocultar los hechos y evitar su descubrimiento, "orquestando" junto Gerard Figueras y Núria Marín "una maniobra para aparentar frente a terceros una correcta actuación" de los implicados.

Te puede interesar

Para la juez, de lo investigado hasta el momento se desprenden indicios de que, en su actividad "aparentemente ilícita", los investigados habrían contado con la "connivencia" de otras personas, entre ellas la alcaldesa Marín, quien "habría favorecido y/o facilitado de forma indiciariamente injusta la concesión de subvenciones con fondos públicos del Ayuntamiento" a la entidad gestionada por los investigados.

Según la juez, la alcaldesa Marín ayudó "incluso" a los investigados a evitar que "su actividad aparentemente ilícita pudiera ser descubierta, manteniendo una conducta omisiva y pasiva cuando un miembro de la entidad que ostentaba también la condición de teniente de alcalde del Ayuntamiento le trasladó de forma directa los hechos cometidos por los investigados". Así lo sostuvo la juez en un auto del pasado 22 de diciembre en que autorizó el acceso, examen y análisis del contenido del teléfono móvil de la alcaldesa, diligencia que se practicó ese mismo día.