Segundo debate

Junts exige a Aragonès que asuma su responsabilidad y sea flexible si quiere ser investido

  • Gemma Geis carga contra el acuerdo con la CUP, exige respeto a su partido y concretar un plan independentista

  • Los anticapitalistas avisan a republicanos y posconvergentes: "El embate puede ser de la gente contra el Govern"

Auditorio del Parlament durante la segunda sesión de investidura.

Auditorio del Parlament durante la segunda sesión de investidura. / Mariona Puig (ACN)

4
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

Junts per Catalunya dobla la apuesta. La intervención del partido del 'expresident' Carles Puigdemont en el segundo debate de investidura de Pere Aragonès ha sido una versión corregida y aumentada de la pronunciada el pasado viernes. Los posconvergentes exigen al aspirante republicano que asuma su "responsabilidad", que sea "flexible" y que no se limite a reclamarla a los demás, al tiempo que dejan en papel mojado el preacuerdo alcanzado entre Esquerra y la CUP, así como un plan concreto sobre cómo acceder a la independencia.

Las filas puigdemontistas sostienen que no pretenden tutelar a ERC y que en "semanas" o "cuanto antes" puede haber un acuerdo de legislatura, siempre y cuando se cumplan las condiciones que hoy ha detallado la diputada Gemma Geis. "Nadie le impondrá tutelas desde Junts y menos desde el exilio", ha replicado Geis a Aragonès, después de que el candidato dijera que no aceptará tutelas. "No confunda ni a sus electores ni a este Parlament. Sea valiente y asuma que usted tiene la responsabilidad de hallar los acuerdos con Junts si quiere nuestro apoyo y no solo pedirnos responsabilidad. Lo que hace falta es su flexibilidad para que reconozca que tiene 33 diputados y no 68”, ha remachado Geis.

No solo la hoja de ruta separa a Junts de ERC, sino también el preacuerdo entre republicanos y la CUP. Así lo ha dejado claro la diputada afirmando que este primer acuerdo está lejos de la posición ideológica de los de Puigdemont. "Nos sentimos lejos del proyecto de país que han pactado con la CUP". De ello se deduce que Aragonès debería rehacer ese pacto, aunque esto podría poner en peligro el apoyo de los nueve diputados de la CUP, que en varias ocasiones han advertido de que se descolgarán del pacto si en la negociación con Junts está sujeto a modificaciones. "Celebramos que Junts empiece a hablar de políticas sociales pero empezamos mal si no se avienen a un acuerdo de mínimos. La renta básica universal no se toca", ha espetado la diputada 'cupaire' Eulàlia Reguant con la mirada puesta en los representantes posconvergentes. 

La hoja de ruta independentista

"Es la hora de la concreción", ha inquirido Geis, cargando contra la falta de éxito de la estrategia de diálogo con el Gobierno. Y sus interrogantes han sido claros: "Nuestra pregunta es qué haremos para hallar una solución, no mañana ni en el 2023, sino hoy. Cómo nos preparamos, cómo en palabras de usted, hacemos inevitable la amnistía y el referéndum, qué planes de contingencia hacemos para no tener que improvisar ante la negativa del Estado”. Y es que Junts sigue reivindicando su estrategia de confrontación para no hacer un Govern "autonomista" sino "para hacer la independencia".

Un extremo en el que sí coinciden con la CUP, que desdeñan la estrategia del 'peix al cove' y la mesa de diálogo con el Gobierno central. "El Gobierno no tiene ninguna voluntad ni de abrir una vía de resolución democrática del conflicto ni de respetar la soberanía. Nuestro reto y nuestro deber es empujar al Parlament hacia un marco de ruptura y hacia un proceso de conquista de derechos [...] El Estado no aflojará en su intervención de la Generalitat", ha enfatizado Reguant, para lanzar una clara advertencia: "Depende de ERC y Junts que esta legislatura sea la del embate con el Estado y no la legislatura del embate de la gente contra el Govern [...] Esta debe ser la legislatura de la lucha por los derechos de la gente y las necesidades del país. Mantendremos el puño cerrado ante aquel que quiera confundir país y partido", ha insistido.

Los motivos de la abstención

Ante el 'sí' de la CUP a Aragonès, la portavoz de Junts ha desgranado los motivos de la abstención: el rechazo al preacuerdo de izquierdas ERC-CUP (comenzar la negociación con la CUP ha sido "estéril" le ha espetado a Aragonès), que haya un acuerdo estratégico en Europa -aquí Geis ha elogiado la tarea de Puigdemont como la que ha conseguido "los mejores hitos"-, concretar la "unidad de acción" en Madrid, pasar del "pacto mágico al pacto efectivo", y la necesidad de un acuerdo de legislatura, de distribución de competencias en el Govern de coalición.

Noticias relacionadas

Mejor el discurso de hoy que el del viernes, según Geis

Geis ha admitido que ha habido momentos de "desbloqueo" y ha mostrado su "optimismo", pero ha sostenido que pueden pasar todavía "días y semanas, lo antes posible". Y para tratar de sacudirse la presión que ha expresado Aragonès para un pacto cuanto antes, ha argumentado que se siguen llegando a acuerdos como el de este lunes contra la pobreza energética y que el calendario electoral del Govern era ir a elecciones el 30 de mayo. En su segunda intervención, la representante de Junts, en tono constructivo ha afirmado que a su partido le ha gustado "mucho más el discurso de hoy" de Aragonès que el del viernes y ha insistido en que el escollo está en "concretar" el plan independentista.