Meses de negociaciones

PSOE y Podemos siguen encallados en la regulación de los alquileres

  • Los morados acusan a sus socios de "resistirse" a cumplir el acuerdo de coalición

  • Las conversaciones en torno a vivienda vacía y desahucios avanzan lentamente

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la sesión de control al Gobierno.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la sesión de control al Gobierno. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

Las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos para regular los alquileres no avanzan. Socialistas y morados mantuvieron este lunes un nueva reunión para desencallar la futura ley de vivienda, pero ninguno de los socios de la coalición da su brazo a torcer. Los de Pablo Iglesias siguen obstinados en poner un tope a los precios del alquiler en los mercados tensiones, mientras que los de Ferraz no están dispuestos a ir más allá de ofrecer incentivos fiscales a aquellos propietarios que rebajen la cuantía de los inmuebles.

El encuentro de este lunes, protagonizado por la futura ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, por parte de Unidas Podemos y el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas, en representación del PSOE, volvió a dejar claro que ambos partidos sostiene posiciones muy diferentes y, al menos por el momento, incompatibles en torno a la vivienda. Tras la cita, fuentes moradas acusaron a sus socios de "resistirse" a cumplir el acuerdo de coalición que firmaron Iglesias y Pedro Sánchez.

Noticias relacionadas

Unidas Podemos rechazó nuevamente de ofrecer suculentos incentivos fiscales a los propietarios que bajen el precio de sus alquileres porque, aseguran, no hay datos que "avalen que esta medida antisocial pueda repercutir en una bajada de precios del alquiler" y que esa propuesta supone alinearse con las tesis del PP. Según las mismas fuentes, sí se produjeron avances en la negociación sobre los mecanismos para movilizar la vivienda vacía y paralizar los desahucios, aunque nada definitivo.

Antes de la reunión, la coportavoz de Podemos Isa Serra pidió a los socialistas que deje de atrasarse un acuerdo porque ya "llegan tarde" y señaló que las elecciones en Madrid no pueden resultar un obstáculo. "Hay que ser valientes", les espetó antes de subrayar que la futura ley de vivienda debe "parar los píes a los fondos buitre".