Negociaciones para formar Govern

Junts completa el veto a Aragonès y lo aboca a una investidura fallida

  • Los posconvergentes volverán a abstenerse y Artadi sitúa en "días" el pronóstico para un acuerdo entre ambas fuerzas

  • El Consell per la República se abre a reformular su dirección para dar mayor cabida y protagonismo a ERC y a la CUP

  • Esquerra pide a los puigdemontistas un ejercicio de "responsabilidad" para la votación de este martes que cae en saco roto

Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

El lunes ha visto como, por fin, se producía un movimiento que puede desencallar la negociación entre ERC y Junts. El Consell per la República (CxR), cuyo protagonismo en la toma de decisiones estratégicas del 'procés' ha sido uno de los focos de disensión entre ambos partidos, ha lanzado un comunicado en el que se abre a reformular su dirección para hacerla "colegiada" entre partidos y entidades independentistas. En la actualidad, sólo los posconvergentes mantienen una vida orgánica activa en el CxR, y la CUP, por ejemplo, no está representada. Puede entenderse como un síntoma de entente, pero, eso sí, efectivo a partir del miércoles, porque JxCat ha anunciado que, en la segunda votación de la investidura, que se celebrará este martes, mantendrá la abstención que ya dio el viernes. Sólo los nueve diputados 'cuperos' sumarán sus votos a los 33 de ERC.

Y es que las filas de Carles Puigdemont no ceden y, como adelantó este diario el domingo, han ratificado el sentido de su voto. La designación de Aragonès será fallida y empezará desde entonces la cuenta atrás de dos meses para que un postulante logre los apoyos suficientes para comandar la Generalitat o, de lo contrario, Catalunya estará abocada a una repetición electoral que, por ahora, los independentistas desdeñan.

Estructura por debatir

La portavoz y vicepresidenta de Junts, Elsa Artadi, se ha mostrado convencida de que habrá acuerdo en menos de dos meses, es decir, de que no necesitarán agotar los plazos, pero sí requiere, ha dicho, de un lapso de tiempo para seguir con las negociaciones. Si bien ha situado el acuerdo en cuestión de "días", no ha querido fijar un calendario concreto porque por ahora, según ha explicado, los escollos les han impedido hablar de la estructura del Govern y del reparto de carteras. "No es que no nos entendamos, la cuestión es que cuando aterrizamos las propuestas vemos que hay alguna disfunción", ha admitido Artadi

Noticias relacionadas

ERC, por su parte, se ha agarrado al comunicado del CxR como un clavo ardiendo para pedir a Junts que "haga un gesto de responsabilidad, "como el que tantas veces ha hecho ERC, la última vez, con ocasión de la elección de Laura Borràs como presidenta del Parlament" y apoye la investidura de su candidato. El CxR ha emplazado al presidente de ERC, Oriol Junqueras, a la secretaria general republicana, Marta Rovira, al secretario general de Junts, Jordi Sànchez, así como a los máximos dirigentes de la CUP, de la ANC y Òmnium Cultural a establecer un "diálogo bilateral" para debatir sobre una reformulación de la gobernanza del ente.

Bajo esta perspectiva, la portavoz republicana, Marta Vilalta, ha opinado que si se da un gesto, tiempo habrá para cerrar los flecos. Vilalta, como ha ido insistiendo en los últimos días, ha aseverado que "no hay diferencias insalvables que impidan el acuerdo". Su homóloga en Junts ha defendido que todavía no está cerrado el plan de gobierno y que esto impide que voten a favor del republicano. "Pedimos paciencia, estamos seguros de que vale la pena esperar para conseguir un Govern fuerte y estable", ha insistido.