Financiación ilegal

El Palau de la Música reclama que JxCat asuma los 6,6 millones de la condena a CDC

  • "Junts no es nada más que un simple cambio de apariencia", dice en un escrito a la Audiencia Provincial de Barcelona

  • Artadi anuncia que la formación de Puigdemont presentará alegaciones

Los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y Carles Puigdemont

Los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y Carles Puigdemont / EFE / OLIVIER HOSLET

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La Fundación del Palau de la Música y la Associació Orfeó Català han remitido un escrito a la Audiencia de Barcelona en el que piden que, ante el temor de que no se pueda cobrar el decomiso de 6,6 millones de euros por financiación ilegal a la que fue condenada Convergència en el 'caso Palau', se tenga por sucesor de ese partido no solo al PDECat, sino también a Junts per Catalunya. El problema con el que se enfrenta la entidad cultural para recuperar ese dinero es que CDC está en concurso voluntario de acreedores y, por lo tanto, hay una batalla legal para dilucidar a quien se resarcirá con las 22 sedes embargadas al extinto partido.

En el escrito a la Audiencia, al que ha tenido acceso este diario, se exponen hasta 11 argumentos por los que, en opinión del Palau, no puede decirse que JxCat es un partido que no tiene nada que ver con Convergència, como sostiene la formación de Carles Puigdemont. La lista empieza con el congreso de refundación de CDC de 2016. "Junts per Catalunya fue una de las denominaciones que se propusieron desde CDC" como nueva marca, aunque entonces los afiliados se decantaron por la de Partit Demòcrata.

La denominación JxCat se utilizó en las elecciones al Parlament de 2017, como marca electoral, como recuerda el Palau, de "una coalición participada por CDC y PDECat". El administrador general de aquella coalición era Jordi Oliveras, "actual responsable de finanzas del PDECat".

Cuando, el 11 de julio de 2018, el PDECat inscribió como partido en el registro del Ministerio del Interior a JxCat, se anotó como sede social la sede del PDECat, y como presidenta a Laia Sarri, consejera municipal de la misma formación.

Coaliciones electorales

CDC, PDECat y Junts concurrieron como coalición a las generales de abril y a las europeas de mayo de 2019. "Es sumamente expresivo de la naturaleza sucesora de CDC y PDECat por parte de Junts, por cuanto -a pesar de que Junts ya estaba registrado como partido político- no desplegó ningún papel ni organizativo, ni económico, ni político" en esa alianza, dice el Palau.

El escrito añade que "la totalidad de los programas electorales del PDECat se remiten a los programas de Junts". Y, más recientemente, que la Junta Electoral estimó, antes de las elecciones del 14-F, que el PDECat era "el único titular de los derechos electorales derivados de la coalición Junts per Catalunya presentada a las elecciones de 2017".

Noticias relacionadas

La "migración" de la JNC -las juventudes históricas de Convergència- a Junts y "el trasvase significativo de las bases y los representantes del PDECat a Junts" llevan al Palau de la Música a concluir que Junts "no es en modo alguno un partido nuevo", sino que es "la continuación de CDC y, a su vez del PDECat", porque "conserva una identidad sustancial con tales partidos". "Junts no es nada más que un simple cambio de apariencia", añade el escrito.

La portavoz del JxCat, Elsa Artadi ha criticado que se les "derive esta responsabilidad", y ha anunciado que presentarán alegaciones. "Se equivocan a la hora de apuntar hacia JxCat", ha afirmado, informa Fidel Masreal.