Tras lo acontecido en Murcia

Tensión en Cs ante el peligro de más tránsfugas en Castilla y León

  • Cs solicita una reunión urgente del pacto antitransfuguismo ante la moción de censura en el parlamento regional

  • La formación naranja advierte de que la iniciativa "solo puede salir adelante con apoyos de tránsfugas"

  • El partido liberal acusa al PP de "un escándalo de corrupción" en Murcia tras comprar "con cargos y prebendas" a políticos de Ciudadanos

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. / Alberto Paredes (EUROPA PRESS)

2
Se lee en minutos
El Periódico

Más tensión para un partido, Ciudadanos, que vive tal crisis en estos días que amenaza con dejar ver sus costuras. Después del fiasco de la moción de censura que presentó, junto al PSOE, en Murcia y la desbandada general de cargos y dirigentes que está viviendo la organización de Inés Arrimadas, ahora llega otro temblor desde Castilla y León.

Existe temor entre los naranjas de que no fracase una censura al gobierno regional que, en este caso, no desean. El hecho de que el equipo de Arrimadas haya solicitado, con urgencia, una reunión del Pacto Antitransfuguismo al Ministerio de Política Territorial, que dirige Miquel Iceta, evidencia que no las tienen todas consigo. Especialmente después de haber perdido el control de su propio grupo parlamentario en Murcia y haberse producido, en las últimas horas, la primera deserción de una procuradora (parlamentaria) en León.

En este caso los naranjas atacan al PSOE por promover esta moción de censura, que se votará la próxima semana y que, «solo puede salir adelante con tránsfugas». «La formación liberal considera una absoluta irresponsabilidad que se mantenga una moción cuyo éxito está ligado al uso de estas prácticas», apuntan. Varios parlamentarios de Cs han usado en estas horas las redes sociales para garantizar su lealtad y voto a Arrimadas.

"Presiones y compra de voluntades"

En su solicitud, este viernes, de una reunión urgente con los partidos firmantes del pacto antitransfuguismo, recientemente renovado en el Congreso de los Diputados, Ciudadanos sostiene que es para frenar de forma inmediata "la degradación democrática en las instituciones", tras la moción de censura presentada en Murcia. "Hay que acabar cuanto antes con las prácticas de presiones y compra de voluntades que sustentan el transfuguismo", añade el comunicado trasladado al Ministerio de Política Territorial y Función Pública. 

Para la formación naranja lo que ha pasado en Murcia supone "un escándalo de corrupción" en el que "el PP ha comprado con cargos y prebendas la voluntad de personas que se han valido de las siglas por las que fueron elegidos representantes públicos para obtener beneficios personales a cambio de alterar mayorías elegidas democráticamente por los ciudadanos en las urnas". Una situación "deleznable", han dicho, que encaja perfectamente con la definición de "tránsfuga" recogida en el pacto recientemente suscrito también por el PP y "flagrantemente incumplido". 

Noticias relacionadas

Ciudadanos lamenta que estos hechos puedan "ir a más", como el caso de la moción de censura en Castilla y León, donde "solo puede salir adelante con apoyos de tránsfugas". El partido que lidera Inés Arrimadas considera una "absoluta irresponsabilidad" que se mantenga una moción de censura cuyo éxito está ligado al uso de estas prácticas. Recuerda que PP y PSOE adquirieron el compromiso literal de "impedir la utilización de tránsfugas para constituir, mantener activamente o cambiar las mayorías de gobierno de las instituciones públicas” y manifiesta rotundamente que ellos jamás participarán de estas prácticas. 

"Son una de las peores formas de corrupción, cuyos máximos perjudicados terminan siendo los ciudadanos, que ven quebrada la voluntad popular en un mercadeo inaceptable del que sacan partido personas que traicionan a los partidos por cuyas siglas fueron elegidos, accediendo a un acta y a un sueldo público", concluyen.