Los cortafuegos de la Corona

Los cortafuegos de la Corona

Pilar Santos | 14 marzo 2021

La Monarquía ha tomado decisiones claves para salvarse de sí misma y asegurarse su propia continuidad. La historia dirá si la abdicación o las medidas de transparencia que aún debe tomar Felipe VI llegaron a tiempo

Este lunes hace un año que los españoles, sobrecogidos por el estallido de la pandemia de covid y la declaración del estado de alarma, recibieron otra noticia desconcertante: Felipe VI anunciaba que renunciará a la herencia que le pudiera corresponder cuando Juan Carlos I fallezca. Esa ha sido una de las medidas que la monarquía ha tomado para salvarse de ella misma. La operación para asegurarse su continuidad empezó ya en 2014 con el relevo en el trono.

1. La abdicación. Anunciada el 2 de junio de 2014

Ese día Mariano Rajoy hizo una declaración institucional en la Moncloa para anunciar la abdicación de Juan Carlos y la transmisión de la jefatura del Estado a su hijo. Los problemas de salud del hasta entonces Rey; la corrupción de su yerno, Iñaki Urdangarin; el daño a su imagen por la cacería en Botswana (2012); el ascenso de Podemos en las elecciones europeas del mes anterior y el crecimiento del independentismo catalán llevaron a Juan Carlos a pensar en dejar el trono.

Discurso abdicación del rey Juan Carlos I.

El objetivo era que con la transmisión de la Corona empezara a recuperarse la confianza en la monarquía, a la que los ciudadanos suspendían, como se reflejaba en los sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En mayo de 2013 obtuvo un 3,68.Ahora ese organismo lleva cinco años sin preguntar por la monarquía. La última marca es de abril de 2015, cuando sacó un 4,34. Ligero repunte pese a la operación de Estado que puso fin a uno de los reinados más largos de la historia de España .

2. Medidas de regeneración: entre junio de 2014 y junio de 2015

El nuevo jefe del Estado expresó en su discurso de proclamación, el 19 de junio de 2014, que tenía clara cuál era su misión tras años de sobresaltos en la Zarzuela: "La Corona (...) debe preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función institucional y a su responsabilidad social. Porque, sólo de esa manera, se hará acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones".

El primer discurso de Felipe VI como Rey de España, en el Congreso de los Diputados / ATLAS

Nada más subir al trono distinguió entre familia real (el Rey, Letizia, sus hijas, Juan Carlos y Sofía)familia del Rey (Elena y Cristina). Eso implicaba que sus hermanas no recibirían más retribuciones a cargo del dinero público porque dejarían de desarrollar actividades en representación de la Corona.

Además, Felipe VI aprobó una normativa sobre regalos, un código de conducta para el personal de la Casa, una auditoría externa para sus cuentas y revocó el título de duquesa de Palma a Cristina. Esa fue la última iniciativa para regenerar la institución. Es de junio de 2015. 

3. Juan Carlos, sin agenda pública, a partir de junio de 2019

Ahora se entiende mejor por qué el 27 de mayo de 2019 la Zarzuela informó en un comunicado de que Juan Carlos dejaría de desarrollar "actividades institucionales" a partir de aquel 2 de junio. Quería "completar su retirada de la vida pública", cinco años después del anuncio de la abdicación. La Casa del Rey dio a entender que había sido a iniciativa del emérito e incluyó una carta del exjefe de Estado proponiendo a su hijo ese paso atrás.

El rey Juan Carlos I saluda en la plaza de toros de Aranjuez, el día de su retirada de la vida pública.


/ Efe / Ismael Herrero

Sin embargo, en estos momentos sabemos que, para esa fecha, Felipe VI ya había ido al notario (12 de abril) para dejar constancia de que había mandado una carta a su padre reclamándole que le quitara a él y a su hija Leonor como beneficiarios de la Fundación Lucum. El Monarca se había enterado de ese asunto porque el despacho de abogados de Corinna Larsen, examante de Juan Carlos, se lo había comunicado el 5 de marzo.

Ante el notario, el Rey manifestó también que no había tenido "conocimiento" ni tampoco había "prestado consentimiento" para participar "en ningún activo, inversión o estructura financiera" cuyo origen o finalidad no estuviera en consonancia con "la legalidad".

4. La renuncia a la herencia: 15 de marzo de 2020

Los detalles sobre el notario al que fue Felipe VI en 2019 se conocieron el 15 de marzo del año pasado. Era domingo. En las redacciones de los medios de comunicación se trabajaba a destajo para desentrañar el decreto del estado de alarma. Pero sobre las siete de la tarde se sumó otro foco al que prestar atención. Había llegado un comunicado de la Casa del Rey. Y fue necesario leerlo dos veces para digerirlo: el Monarca anunciaba que renunciará a la herencia de su padre cuando este muera y también aseguraba que le retiraría la asignación que recibía a cargo de los Presupuestos del Estado.

Cronología: del no volverá a ocurrir de Juan Carlos I al AVE a La Meca / ZML/Miriam Lázaro

¿Por qué el Rey no rompió públicamente con el padre el año anterior, cuando fue al notario y supo de la Fundación Lucum? Es una de las muchas preguntas sin responder en esta crisis de la monarquía. Dio el paso cuando ya se habían acumulado varias informaciones en la prensa suiza, británica y española en torno a las investigaciones sobre posibles comisiones ilegales recibidas por Juan Carlos. La última noticia, del 14 de marzo, en 'The Telegraph' le señalaba como segundo beneficiario de la Fundación Lucum.

5. La salida de España de Juan Carlos: el 3 de agosto de 2020

Las numerosas informaciones periodísticas y las investigaciones judiciales sobre la fortuna opaca del emérito llevaron a Felipe VI a estudiar la posibilidad de que su padre se autoexiliara, para intentar evitar el desgaste para la institución monárquica. La salida de España de Juan Carlos se conoció el 3 de agosto con la misma fórmula 'diplomática' que cuando dejó de representar a la Corona: el emérito había escrito una carta a su hijo. Decía que se iba a para facilitarle el ejercicio de sus funciones con "tranquilidad" y "sosiego" ante la "repercusión pública" que estaban teniendo "ciertos acontecimientos pasados" de su vida "privada".

Pero no había sido un gesto a iniciativa del exjefe de Estado. Había sido una operación de Estado negociada a tres bandas, entre el Gobierno, la Zarzuela y el propio Juan Carlos. La decisión, defendida por el propio Pedro Sánchez ante la prensa, fue controvertida ya que no se informó en un primer momento de su nuevo paradero. No fue hasta 15 días después cuando la Casa del Rey concretó que el emérito había dado permiso para que comunicaran que se había instalado en Emiratos Árabes Unidos.

6. La regeneración prometida, todavía sin fecha

El último cortafuegos para recuperar el prestigio de la monarquía está anunciado, pero no acaba de llegar. El Gobierno ha ido enviando señales de que el jefe del Estado está dispuesto a superar esta crisis tomando medidas de transparencia y regeneración. La poca información que hay de este asunto sale de la Moncloa, no de la Zarzuela, que sigue instalada en un secretismo y una opacidad difíciles de entender en el 2021.

Felipe VI y Pedro Sánchez, en el 40º aniversario del 23-F.

/ JOSÉ LUIS ROCA

Según publicó este diario en enero, el Rey está sopesando hasta dónde llegar con esas iniciativas. Fuentes de la Moncloa aseguraron que el jefe de la Casa, Jaime Alfonsín, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, están analizando cómo actualizar los "valores éticos" de la Corona para "proyectarla a futuro". Sobre la mesa hay varias medidas, entre otras, la publicación del patrimonio de Felipe y Letizia, la renuncia del Monarca a la inviolabilidad en los actos privados que le otorga el artículo 56 de la Constitución y la retirada de título de Rey a Juan Carlos (que ahora recoge un real decreto). La historia dirá si ese impulso regenerador llegó a tiempo.

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Este es un contenido especial para la comunidad de lectores de El Periódico.

Para disfrutar de estos contenidos gratis debes navegar registrado.