Al no haber acuerdo

El Congreso debate recortar las competencias del CGPJ

  • La propuesta para que el órgano no pueda hacer nombramientos en funciones tiene un apoyo mayoritario

SESION DE CONTROL AL GOBIERNO , en la imagen Pedro Sanchez  y Pablo Iglesias.

SESION DE CONTROL AL GOBIERNO , en la imagen Pedro Sanchez  y Pablo Iglesias. / David Castro

Se lee en minutos

El Periódico

Consumado el enésimo fracaso de las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el pleno del Congreso debate este jueves la iniciativa legal impulsada por PSOE y Podemos para impedir que ese órgano pueda hacer nombramientos estando en funciones.

El mandato del CGPJ caducó hace ya dos años y tres meses y los contactos entre el Gobierno y el PP para renovarlo han encallado una vez más al vetar los populares una de las propuestas del Ejecutivo: el magistrado José Ricardo de Prada, que formó parte del tribunal del caso Gürtel. Se suponía que el clima político era el adecuado una vez superada la cita electoral en Catalunya del 14 de febrero, pero el acuerdo no fructificó.

Ahora, con nuevas turbulencias políticas traducidas en mociones de censura en Murcia y Castilla y León y la duda de si en Madrid habrá elecciones u otra moción de censura, la posibilidad de limar las distancias parece más lejana si cabe.

En ese contexto llega al pleno del Congreso el recorte de competencias del CGPJ en funciones, iniciativa con la que el Gobierno buscaba presionar al PP para cerrar un acuerdo. Presentó esta propuesta después de que Bruselas censurara su primera iniciativa: una reforma legal para rebajar las mayorías exigidas para elegir a los nuevos vocales y poder así sortear el veto del PP.

Congelada esa propuesta, sigue su tramitación la reforma para impedir que el CGPJ apruebe nombramientos estando en funciones, iniciativa que cuenta con el respaldo mayoritario de la Cámara.

Noticias relacionadas

Por no realizar un trámite en el plazo marcado, el grupo popular no podrá defender en el pleno sus enmiendas a un texto que también rechazan Vox y Ciudadanos, al considerar que vulnera la separación de poderes. También lo estima así el propio CGPJ, que reclamó sin éxito ser oído por las Cortes y que, mientras ninguna ley se lo impida, sigue realizando nombramientos. Desde que entró en funciones en diciembre de 2018 ha designado 78 cargos judiciales, los últimos esta pasada semana.

Tras los amplios consensos con los que se habían aprobando nombramientos en los últimos meses, el jueves los vocales se dividieron e incluso se pospuso la designación de dos nuevos magistrados para el Supremo al no reunir apoyos suficientes. El pleno del CGPJ los retomará, si no hay cambios, el próximo 25 de marzo.