Duras críticas

El PP censura que Interior gaste casi 2.800 euros en una cinta de correr para Marlaska: "Usan la institución como un cortijo"

  • El ministerio justifica la compra diciendo que la máquina de ejercicio ya existía y que lo que se ha hecho es "una sustitución" por contrato después de que se estropeara

  • Las mismas fuentes alegan también "motivos de seguridad" y los elevados costes que supondría su traslado al gimnasio en coches de seguridad

El ministro Grande-Marlaska corre en una carrera virtual de la AVT en noviembre de 2020.

El ministro Grande-Marlaska corre en una carrera virtual de la AVT en noviembre de 2020.

2
Se lee en minutos
El Periódico

La compra por parte del Ministerio del Interior de una cinta de correr - valorada en 2.770,90 euros - para la vivienda habitada por el actual ministro, Fernando Grande-Marlaska, ha suscitado las críticas del Partido Popular.

Esta adquisición ya ha sido denunciada por diferentes voces del PP, que critican que los miembros del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos "usan las instituciones como un cortijo y utilizan el dinero como si no fuera de nadie", tal y como ha declarado la portavoz popular en la Cámara baja, Ana Belén Vázquez. Vázquez ya ha anunciado que registrará una pregunta sobre el asunto para que pueda ser contestada por el ministro de Interior en alguna de sus próximas comparecencias en el Congreso.

Interior defiende la compra

Por su lado, fuentes cercanas al Departamento han asegurado que el actual ministro no ha participado en el proceso de compra, sino que se trata de "una sustitución" por contrato después de que la máquina se estropeara.

Las mismas fuentes han declarado que la cinta de correr ya estaba en la vivienda cuando el político se instaló, por lo que consideran que la compra del material deportivo fue, supuestamente, realizada por uno de los predecesores de Marlaska en el cargo.

Han querido recalcar, además, que la compra se ha llevado a cabo por "motivos de seguridad", dada la dificultad de Grande-Marlaska para realizar ejercicio en la vida pública, así como los elevados costes que supondría su traslado al gimnasio en coches de seguridad.

Marlaska, además, ha asegurado que compró para su domicilio particular una cinta de correr en enero, semanas antes de la que se adquirió por contrato para sustituir la máquina que estaba en dependencias del Ministerio desde hacía años y que la pagó personalmente vía transferencia bancaria el 15 de enero de 2021, por importe de 3.250 euros.

En el proceso de recambio de la máquina, subrayan desde Interior, Grande-Marlaska no ha participado "en ningún momento". Además, añaden que esta máquina de correr la utiliza en el Ministerio --donde tiene ahora fijada su residencia-- porque por "motivos de seguridad" tiene dificultades para practicar otros deportes fuera de la sede ministerial.

La oposición pide explicaciones

La portavoz popular también ha acusado al Ejecutivo de no destinar ayudas para los autónomos y a los ministros de utilizar el dinero público en comprar cintas de correr o "contratar niñeras", aludiendo -sin citarlos- al vicepresidente Pablo Iglesias y su mujer y ministra de Igualdad Irene Montero, que han sido acusados de utilizar a una alto cargo de Igualdad como cuidadora de su hija pequeña.

El diputado Víctor Píriz, también del Partido Popular, ha utilizado sus redes sociales para denunciar el suceso. "Ministro, mi cinta de correr me la pagué yo", ha apuntado el político pacense, junto a una imagen del ministro ejercitándose y el precio sin IVA que se pagó por el aparato de correr (2.290 euros).

Noticias relacionadas

También se ha unido a la protesta el partido valenciano Compromís, quien ha llevado el asunto al Senado. Carles Mulet, senador del partido valenciano, ha planteado si la cinta sería "de uso exclusivo del señor ministro o nos dejará a los contribuyentes usarla por turnos".