Compromiso de la Cámara catalana

Vox se niega a firmar contra el acoso sexual y la discriminación en el Parlament

  • El partido de extrema derecha desdeña "participar en la formación especializada que imparta la Cámara sobre igualdad de género y sobre prevención del acoso"

El candidato de Vox a la Generalitat, Ignacio Garriga

El candidato de Vox a la Generalitat, Ignacio Garriga / EFE/ Andreu Dalmau

Se lee en minutos

Efe

El líder de Vox en Catalunya, Ignacio Garriga, ha anunciado este miércoles que ninguno de los 11 diputados electos de su formación firmará la declaración del Parlament de "tolerancia cero" ante la discriminación y el acoso sexual.

La declaración forma parte del plan de igualdad de género aprobado por la Cámara catalana con el apoyo de todos los grupos la pasada legislatura con el fin de promover la igualdad "efectiva" de hombres y mujeres y la no discriminación del colectivo LGBTI.

"Me comprometo a velar por un entorno laboral libre de sexismo, LGBTI-fobia, acoso psicológico o acoso sexual", apunta la declaración de igualdad del Parlament, que también emplaza a los diputados a "cooperar diligentemente" ante posibles denuncias.

Al suscribir la declaración, los diputados también se comprometen a "participar en la formación especializada que imparta la Cámara sobre igualdad de género y sobre prevención del acoso".

"No aceptamos ni una lección"

Te puede interesar

Desde su cuenta en Twitter, Garriga ha anticipado cuál será su posicionamiento: "No aceptamos ni una lección de quienes agreden a diario a nuestros policías, muchos de ellos mujeres. Nuestro compromiso es con la igualdad de los españoles. De todos. Independientemente de su raza, sexo, religión o condición. Por ejemplo, si hablan castellano o catalán en sus casas", ha añadido Garriga, que critica el plan de igualdad de género del Parlament porque "impone cuotas, victimiza a las diputadas" y "crea su chiringuito correspondiente".

En paralelo, representantes del PSC, ERC, JxCat, la CUP y En Comú Podem se han reunido este miércoles para acordar una estrategia conjunta para aislar a Vox en el Parlament y han abordado la elaboración de un "protocolo para minimizar el impacto de la extrema derecha en el Parlament". Cs y PP ya rechazaron sumarse a 'cordones sanitarios'.