Pactos postelectorales

ERC y CUP abren la carpeta del referéndum en la negociación del Govern

  • La velocidad de crucero entre anticapitalistas y republicanos contrasta con el avance lento" del pacto entre Esquerra y Junts

Pere Aragonés (ERC), durante un acto telemático en campaña.

Pere Aragonés (ERC), durante un acto telemático en campaña. / ACN / ERC / Marc Puig

Se lee en minutos

Día de reuniones para formar Govern. Y de contrastes. Así, Esquerra y la CUP avanzan en la negociación exhibiendo sintonía y abren la carpeta del referéndum. En el enésimo encuentro, celebrado este martes, ambas formaciones han abordado por primera vez la hoja de ruta independentista, por ahora, sin acuerdos, pero con "coincidencias". Un debate, el del qué hacer en clave de 'procés', que, de momento, es el único sujeto de negociación entre republicanos y Junts. Una negociación que avanza "muy lentamente", según fuentes de ambos partidos. "Demasiado lento para lo que querríamos", apostillan los republicanos.

El diputados electo de la CUP y miembro del equipo negociador, Xavier Pellicer, aseguró que las conversaciones avanzan y que ambos partidos acordaron crear "espacios de trabajo" sobre vivienda, sanidad, servicios públicos y "para avanzar hacia la autodeterminación".

ERC, como viene siendo habitual, ha dado un punto de vista más sucinto de la marcha de las negociaciones. Tras subrayar que la reunión de este martes ha supuesto “un paso adelante” y que la sintonía “es buena”, los republicanos se han centrado en el eje social, donde al acuerdo se antoja más fácil.

"El Parlament tendrá un papel fundamental y, pese a la represión que pueda suponer, nosotros estamos dispuestos a asumir cualquier responsabilidad"

Xavier Pellicer, negociador de la CUP

El concepto ‘autodeterminación’ no aparece ni mentado y, como mucho, en su comunicado, ERC afirma que “se ha trabajado en la construcción nacional, concretamente en cuáles tienen que ser los retos y los siguientes pasos en el camino” de la independencia. El referéndum de autodeterminación y la negociación con Madrid, seguramente, se hallan ocultos en esos “siguientes pasos”.

Los anticapitalistas pondrán sobre la mesa su exigencia de celebrar un referéndum antes del final de esta legislatura. Una iniciativa que los republicanos se abrieron a estudiar cuando fue anunciada como parte del programa electoral 'cupero'.

El debate sobre los Mossos

Esta carpeta desplaza el debate que había planeado en los primeros encuentros: el Cos de Mossos d'Esquadra (CME). Los anticapitalistas se muestran satisfechos al ver que ERC abraza las medidas "urgentes" en el ámbito policial, como la moratoria al foam y que la brigada móvil no acuda a los desahucios.

"No nos parece mal un debate a medio-largo plazo sobre el orden público, pero estos consensos de país no pueden esperar", espetó Pellicer. No sólo ha apelado a ERC, también a Junts y a los 'comuns' a sumarse a sus exigencias. "Tienen que comprometerse porque son hemorragias sociales", remachó el 'cupero'.

Te puede interesar

Tanto ERC como la CUP quisieron subrayar sus coincidencias en materia social, compartiendo propuestas para un "rescate social" tras el estallido de la pandemia del covid-19.

En cuanto a la asunción de responsabilidades, Pellicer sostuvo que su partido no teme ostentar puestos relevantes "para hacer frente a cualquier limitación del Estado, pese a la represión que pueda suponer". Los anticapitalistas siguen dejando la puerta abierta a "todos los escenarios posibles", es decir, no cierran la puerta formar parte del Executiu ni de la Mesa del Parlament. Rehúsan hablar de sillas, por ahora se remiten al programa de gobierno aún por definir.