LA NUEVA LEGISLATURA

El PSC ve a ERC y JxCat "prisioneros" de la CUP

  • "No puede haber un Govern con un partido que no condena la violencia", dice

  • Los socialistas rechazan dar apoyo externo a un Govern de ERC y 'comuns'

Eva Granados.

Eva Granados. / ACN / Guillem Roset

1
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSC sigue mirando desde la barrera la negociación de los partidos independentistas para formar un nuevo Govern, con la esperanza de que las manifiestas divergencias entre ERC, JxCat y la CUP den una oportunidad a Salvador Illa, como ganador de las elecciones, de intentar una alternativa. La viceprimera secretaria de los socialistas, Eva Granados, ha hurgado este lunes en esas diferencias cuando ha acusado a ERC y JxCat de ser "prisioneros de la CUP", un partido "que no condena la violencia".

Lo ha dicho a cuenta de los altercados que se han producido en las últimas semanas en Catalunya tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Sobre todo después de que, el sábado, el intento de prender fuego a un furgón de la Guardia Urbana haya merecido la condena casi unánime de los partidos políticos y de las entidades económicas.

Condena explícita

Noticias relacionadas

Para el PSC, "no puede haber un Govern con un partido que no condena la violencia". "Las propuestas de la CUP están fuera de lugar", ha insistido Granados sobre la voluntad de los anticapitalistas de promover una moratoria en el uso de balas de foam por parte de los Mossos d'Esquadra y otras iniciativas que está negociando con ERC. "Esperamos una condena explícita de la violencia. Catalunya necesita un Govern fuerte y estable, que pasa por garantizar la libertad de todos y no por quitar capacidad a los Mossos. La negociación del nuevo Govern debería estar girando sobre la gestión de la pandemia y la reconstrucción", ha añadido.

Los socialistas también han rechazado una propuesta lanzada en los últimos días por En Comú Podem, en el sentido de que el PSC debería dar apoyo parlamentario a un Govern formado por ERC y los 'comuns'. El PSC insiste en que el nuevo Executiu lo debería presidir Illa, como candidato más votado. "Jéssica Albiach nos pide un acto de generosidad, pero el acto de generosidad y reconocimiento sería el de ERC hacia el PSC. La aritmética nos dice que si abandonamos la lógica soberanista y entramos en una de izquierdas, lo que ha querido la ciudadanía es que la presidencia la ostente Salvador Illa y no Pere Aragonès", ha dicho Granados.