Disturbios por Hasél

Colau se reunirá con el Govern para abordar la ola de violencia

  • La alcaldesa visita la comisaría de la Guardia Urbana de la Rambla atacada durante los altercados

La alcaldesa Ada Colau visita la comisaría de la Guardia Urbana de la Rambla atacada durante los disturbios

La alcaldesa Ada Colau visita la comisaría de la Guardia Urbana de la Rambla atacada durante los disturbios

2
Se lee en minutos
El Periódico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha explicado este domingo que prevé reunirse a principios de la próxima semana con el presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, y con el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, para valorar si se pueden tomar más medidas preventivas en las protestas en apoyo de Pablo Hasél.

En uno de los incidentes más graves de los sucedidos anoche, un grupo de violentos lanzó todo tipo de objetos contra la comisaría de la Guardia Urbana situada en la Rambla, y quemaron una furgoneta del cuerpo aparcada frente a su sede, con un agente en su interior, que pudo salir por el otro lado del vehículo donde no habían llamas.

Colau se ha desplazado este domingo hasta la comisaría de la Rambla, junto al teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, y el jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, donde se han reunido como mandos de esta comisaría.

Medidas de prevención

En declaraciones a los medios, la alcaldesa ha informado de que ha mantenido conversaciones con Aragonès y Sàmper para celebrar una reunión "específica" a principios de la próxima semana, para estudiar si se pueden tomar más medidas de prevención, tras casi dos semanas de disturbios.

Se trata, ha dicho Colau, de escuchar las explicaciones y las valoraciones de los profesionales de seguridad y de orden público, para poder "contener esta situación" con una "violencia que preocupa": "Tras los hechos más graves de ayer, es pertinente que haya una reunión operativa" y abordar la problemática con "serenidad", ha defendido la alcaldesa.

Colau ha querido poner en valor la "gran unidad institucional" con una "condena rotunda" de los graves incidentes en Barcelona: "Ayer recibí llamadas de Sàmper, (Meritxell) Budó y Aragonès mostrando su apoyo a la Guardia Urbana y ofreciéndose a colaborar en lo que fuese necesario", ha agradecido la alcaldesa.

"Violencia intencionada"

La alcaldesa ha explicado que el agente que se hallaba dentro de la furgoneta cuando esta fue incendiada "se encuentra perfectamente", y que la situación se pudo contener "rápidamente" gracias a la actuación conjunta de los agentes de la Urbana y de los de Mossos d'Esquadra, evitando así tener que lamentar "males mayores" al poner en "peligro la vida" de un agente.

Noticias relacionadas

Ha destacado, sin embargo, que cuando hay un uso de líquidos inflamables con una "violencia intencionada", se pueden causar daños a las personas, como en el ataque a la furgoneta de la Guardia Urbana: "Esto es inaceptable, es inadmisible e inmoral", ha remarcado Colau.

Tras manifestar su "rechazo más absoluto y la condena más firme y rotunda" a los actos violentos como los vividos en los últimos días en la capital catalana, Colau ha advertido de que la "violencia no es el camino, nunca está justificada, no construye nada, destruye". En este sentido, la alcaldesa ha hecho un llamamiento a respetar las normas básicas de convivencia y a rechazar "todo tipo de violencia".