Negociaciones

ERC y la CUP debaten una moratoria en el uso de las balas de foam

  • Ambos partidos también abordan el papel de la Brimo en las conversaciones para formar Govern

La mujer herida en un ojo presuntamente por una bala de foam de los Mossos en una protesta contra el encarcelamiento de Pablo Hasél, en Barcelona.

La mujer herida en un ojo presuntamente por una bala de foam de los Mossos en una protesta contra el encarcelamiento de Pablo Hasél, en Barcelona. / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

ERC y la CUP debaten la posibilidad de que el nuevo Govern apruebe una moratoria en el uso de las balas de foam por parte de los Mossos d'Esquadra, así como el papel de la brigada antidisturbios, la Brimo, en los desahucios de viviendas.

En la tercera reunión conjunta entre ERC y la CUP de cara a la formación del nuevo Govern, ambos partidos de la izquierda independentista han coincidido en su voluntad de abordar propuestas a corto y medio plazo para transformar el modelo de orden público catalán.

Según señala ERC en un comunicado, esta reunión ha estado en buena parte dedicada a abordar cuatro ámbitos vinculados a la seguridad pública, y en el primero de ellos se han analizado propuestas como la de una moratoria sobre el uso de las balas de foam.

En el segundo ámbito de debate, se ha estudiado el papel de la Generalitat en las acusaciones particulares contra detenidos en protestas, mientras que, en el tercer ámbito, ERC y la CUP han estudiado cómo mejorar la aplicación del Reglamento de los Mossos d'Esquadra ante "las posibles malas praxis que se puedan producir".

Como cuarto ámbito de debate, han situado la participación de los equipos de orden público en los desahucios, así como la importancia de "trabajar en unas políticas de vivienda que permitan atacar el problema de raíz".

Sobre todas estas cuestiones, ambas partes han adquirido el compromiso de "profundizar" en ellas y concretar "propuestas a corto plazo", así como otras sobre el replanteamiento del modelo de seguridad "más a medio plazo".

"Un nuevo Govern transformador"

Para ERC y la CUP, se trata de "un aspecto fundamental para imprimir un cambio en la Generalitat y para confeccionar un nuevo Govern transformador y que esté al lado de la gente".

La CUP, por su parte, señala en su propio comunicado que "con estos compromisos", su formación "considera que se pueden generar las condiciones para entrar en una negociación para el próximo ciclo".

Ha admitido, en este sentido, que había puesto como "condición previa e inmediata a cualquier tipo de negociación" frenar lo que considera como "hemorragias" producidas en la acción política de los dos partidos que han formado parte del Govern esta pasada legislatura, JxCat y ERC.

La CUP considera que el actual Ejecutivo catalán en funciones, con su forma de actuar, ha vulnerado "el derecho a la vivienda y el derecho a la protesta", pero los anticapitalistas "valoran positivamente" que ERC se avenga a "trabajar para poner fin a las hemorragias que hoy sufre el país", informa Efe.

Condición previa

Esto, insiste, "era condición urgente, previa y necesaria para que la CUP se mantenga sentada en la mesa de negociaciones para encarar la próxima legislatura".

Para la CUP, frenar el uso de las balas de foam por parte de las brigadas antidisturbios constituye una prioridad, como también lo es que la Generalitat deje de ejercer la acusación particular contra detenidos pertenecientes a movimientos sociales, activistas y pro-derecho a la autodeterminación.

Te puede interesar

Advierte que su formación "estará atenta a que los compromisos adquiridos en esta materia sean una realidad a corto plazo", y anuncia que ambas formaciones crearán en los próximos días "un equipo jurídico" conjunto.

ERC y la CUP se han emplazado a llevar a cabo en los próximos días nuevas reuniones conjuntas para abordar el resto de temas "prioritarios" como son, apuntan, el rescate social, la reconstrucción y el avance hacia la república catalana".