El juez mantiene de momento en semilibertad a Bassa y Forcadell

  • El magistrado sostiene que no es el momento oportuno para suspender el tercer grado penitenciario

  • Las resoluciones subrayan que adoptar esa decisión podría afectar a la restricciones de derechos

  • Otro juzgado deberá resolver la misma petición respecto a los independentistas varones presos

Carme Forcadell saliendo de la cárcel de Wad-Ras.

Carme Forcadell saliendo de la cárcel de Wad-Ras. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

El Juzgado de Vigilancia número 1 de Catalunya ha acordado mantener de momento el régimen de semilibertad o tercer grado penitenciario que la Generalitat concedió a la exconsellera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell en vísperas de la campaña electoral del 14F, cuya suspensión pedía la fiscalía en su recurso contra esta medida. Por lo tanto, las dos dirigentes independentistas podrán solo ir a la cárcel a dormir y el viernes y el fin de semana hacerlo en su casa

En un auto, el juez del que depende el control de la cárceles donde cumplen condena Bassa y Forcadell, en concreto Puig de les Basses (Figueres) y Wad-Ras (Barcelona) ha rechazado la petición de la fiscalía para que se les suspendiera el tercer grado, mientras resuelve el recurso que el ministerio público presentó contra su clasificación penitenciaria. La decisión del juez era previsible, ya que fue el mismo que no aceptó la suspensión del régimen de semilibertad de las dos dirigentes independentistas en julio del año pasado. Entonces fue el Tribunal Supremo quien meses después, en diciembre pasado, ordenó su reingreso en prisión.

Precisamente, el juez de vigilancia penitenciaria basa su decisión de mantener ahora la semilbertad de Forcadell y Bassa porque esa medida cautelar, a su entender, solo se puede aplicar cuando la fiscalía presenta un recurso de apelación. Es decir, en este caso concreto, ante el Tribunal Supremo, cuyos magistrados condenaron a los líderes independentistas por el 'procés'. Es en ese instante, cuando la mera interposición del recurso provoca el levantamiento del régimen de semilibertad, como ocurrió en diciembre del año pasado.

"Interpretación extensiva"

Las dos resoluciones del juez de vigilancia penitenciaria rechazan "la interpretación extensiva analógica" invocada por el fiscal para que se aplique la misma norma que cuando se presenta un recurso ante el Supremo, al no estar esta medida regulada en los recursos de alzada, que es el que este magistrado debe resolver. El togado sostiene, además, que la suspensión de la semilibertad a Forcadell y Bassa "puede afectar a una restricción de derechos", al poder dar lugar al inmediato reingreso penitenciario.

Noticias relacionadas

Los recursos presentados por la fiscalía contra el tercer grado penitenciario Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart ha recaído en otro juzgado de vigilancia penitenciaria, concretamente el que se encarga de la prisión de Lledoners (Sant Joan de Vilatorrada), donde están ingresados. El titular de este juzgado todavía no se ha pronunciado sobre la petición de la fiscalía de que se les suspenda la semilibertad y no puedan salir de la prisión

Cuando la Conselleria de Justícia concedió por primera vez el tercer grado a los presos independentistas, el 14 de julio del 2020, se produjo la paradoja que el juez de vigilancia penitenciaria que se encarga de la cárcel de Lledoners acordó tras el recurso de la fiscalía y por petición de esta institución, que los líderes soberanistas varones volvieran al centro penitenciario hasta que no se resolviera el fondo del asunto, mientras que el togado que analizó los casos de Bassa y Forcadell no tomó esta medida y dejó que permanecieran en semilibertad durante unos meses.