Acto en el Congreso

Los independentistas acusan a Juan Carlos I de estar implicado en el 23-F

  • ERC, Bildu, Junts, CUP y BNG se ausentan del acto en el Congreso por "blanquear" la figura del rey emérito

  • Arrimadas critica la posición de estas formaciones que son los "socios" del Gobierno de coalición

Los portavoces de ERC, EH Bildu, Junts, CUP y BNG en el Congreso

Los portavoces de ERC, EH Bildu, Junts, CUP y BNG en el Congreso / Emilio Naranjo / EFE

Se lee en minutos

ERC, EH Bildu, Junts, CUP y BNG no participarán este martes en la conmemoración del golpe de estado del 23-F de 1981 al que asistirá Felipe VI porque consideran que el objetivo principal es "blanquear" la monarquía. Las formaciones independentistas y nacionalistas han acusado al rey emérito, Juan Carlos I, de estar implicado en los hechos que ocurrieron hace 40 años y han criticado que todavía haya informaciones clasificadas que impiden conocer lo que ocurrió con exactitud aquel día. 

"De aquí a muy poco se sabrá el papel real de la Casa Real en el 23F", ha sentenciado el portavoz de los republicanos catalanes, Gabriel Rufián. A continuación, su homólogo en el BNG, Nestor Rego, ha señalado que el acto que tendrá lugar en la Cámara baja solo busca "el blanqueamiento de esta monarquía anacrónica y corrupta". Además, ha asegurado que hay "evidencias" sobre la implicación de Juan Carlos I "en un golpe de estado del que se apeo cuando vio que fracasaba". 

En la misma línea, la diputado de la CUP, Mireia Vehí, ha denunciado que "mientras los jóvenes luchan por un futuro más digno", en referencia a las protestas de la última semana por la condena al rapero Pablo Hasél, en el Congreso "se está haciendo un homenajee al rey de España y a un mito fundacional de la democracia española basado en la mentira, la corrupción en el poder militar". A renglón seguido ha avisado de que "no habrá paz mientras se honore al rey corrupto y se reprima a los jóvenes que luchan por un futuro democrático y en dignidad". 

Secretos oficiales

Tampoco asistirán al acto los diputados del PNV. "Nos desconcierta que se conmemore un golpe de estado", ha explicado su portavoz parlamentario, Aitor Esteban, antes de criticar que no se haya tenido en cuenta la opinión de los grupos políticos para organizar el evento. "Parece una convocatoria coyuntura y a esa idea contribuyen ciertas noticias aparecidas al rededor del rey emérito", ha afeado antes de subrayar que es "incómodo" conmemorar unos sucesos de los que se desconocen los detalles. A este respecto, ha criticado que se esté bloqueando la tramitación de su proposición para reformar la ley de secretos oficiales.

En la misma línea se ha expresado el líder de Más País, Íñigo Errejón, que ha señalado que hay partidos que quieren que esa reforma "duerma el sueño de los justos" y de que "el tiempo vaya pasando sin que nunca pase nada". Errejón, aunque su grupo sí participará del acto de este martes, ha cargado también contra la Casa Real. "El peor enemigo de este monarca (Felipe VI) no son los republicanos, es su padre", ha sentenciado. A renglón seguido ha explicado que el rey tiene una "estupenda oportunidad" para "desmarcarse de los comportamiento" de Juan Carlos I y anunciar medidas y reformas en pro de la transparencia.

Anomalía democrática

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha criticado duramente a estos partidos por no querer participar en la conmemoración de "un gran triunfo" de la democracia española. "Hoy no estarán aquí los nacionalistas y separatistas porque realmente no celebran que la democracia española solventara este reto y se consolidara, porque ellos aspiran a destruirla", ha explicado la presidenta naranja. Además, ha aprovechado para atacar al Gobierno de coalición por tener a estas formaciones como "socios permanentes y estables".

Te puede interesar

De manera rápida, Arrimadas también ha querido agradecer al rey emérito su "intervención decisiva" hace 40 años. "Nuestra democracia venció y se consolido", ha sentenciado antes de señalar que no podemos dar por descontada la democracia actual: "Hay que regarla todos los días. Tenemos el deber y obligación de cuidarla y protegerla".

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, también ha cargado contra estos partidos por querer dar un golpe de estado e intentar "deshacer los cimientos de la libertad y de la democracia". El dirigente ultra ha leído un comunicado en el que sostienen que en la situación actual no es momento de que "el Congreso se ponga a revisitar tristes episodios de hace 40 años", en referencia al 23F. Además, ha señalado que el acto de este martes solo trata de "desviar la atención" del Gobierno de coalición para "injuriar a la Corona".