Publicación

Borràs ajusta cuentas con ERC en un libro de autoafirmación

  • "Filla de l'1 d'Octubre", el texto de la candidata de JxCat, ataca abiertamente a su socio independentista

  • Formula una ligera autocrítica del Govern y reivindica su papel personal en un texto con referencias a la muerte

Pere Aragonès  y Laura Borràs a las puertas del Tribunal Supremo.

Pere Aragonès y Laura Borràs a las puertas del Tribunal Supremo. / Roger Pi de Cabanyes / ACN

Se lee en minutos

Para los ávidos de polémica partidista, el libro de la candidata de Junts per Catalunya (JxCat), Laura Borràs, que lleva por título "Filla de l'1 d'Octubre" ("Hija del 1 de octubre", Enciclopèdia catalana) debe ser leído comenzando por el tramo final. Ahí es donde se conjugan los verbos más ácidos de una experta en el uso del lenguaje. Verbos dedicados a la estrategia independentista de Esquerra Republicana, su aliado y sin embargo rival. Así, sólo por poner algunos ejemplos, Borràs acusa a sus socios de preferir "una esclavitud" (citando un texto de Bernat Desclot) antes de unirse por la libertad, afea a a ERC que no se invistiera telemáticamente al 'expresident' Carles Puigdemont -tras la advertencia del Constitucional-, que permitiese que el 'president' Torra perdiese su acta de diputado, que actúe con "candidez" en política española y, en definitiva, que con su estrategia de ampliar la base social independentista persiga "parar el 'procés'" aliándose con las izquierdas españolas "en contra de los intereses del independentismo". Como es conocido, para Borràs y para JxCat, tender al eje ideológico como prioridad supone disminuir el apoyo a la independencia. La candidata defiende la unidad... al tiempo que asegura que es JxCat quien la encarna.

La imputación

Borràs también usa el libro para defenderse de la imputación judicial por corrupción, un caso que se remonta a cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanas (ILC). Atribuye este caso al hecho de ser "una conocida independentista" y se queja de que ERC y la CUP que no le mostraran su apoyo en el Congreso cuando se votó si se permitía a la justicia el suplicatorio para juzgarla. No solo se defiende, sino que afirma que bajo su presidencia "ahorró mucho dinero" a la institución.

Autocrítica

Borràs describe en positivo la gestión del Govern de Torra respecto al covid-19. Pero sí apunta que "hay muchas cosas que hay que mejorar, la primera, la exigencia de perfección y de gestión eficaz y eficiente". También lamenta la falta de unidad independentista a la hora de dar respuesta a la sentencia del 'procés' y sostiene: "Hice toda la autocrítica, pública y privada".

La presencia de la muerte

Noticias relacionadas

Más allá de la política, en el libro de Borràs aparece repetidamente una invitada incómoda: la muerte. Cuando se supo que Quim Torra sería 'president', muere una amiga de la candidata. En otro momento de este período intenso, recuerda el fallecimiento de su padre, la muerte del padre del 'expresident' Puigdemont, o la del amigo Josep Maria Aloy, al que, explica, acompañó antes de morir: "Pudimos pasar toda una tarde despidiéndonos, las manos entrelazadas, hablando de literatura, de música, del país y viendo una puesta de sol majestuosa".

La candidata y 'exconsellera' no escatima tampoco en brotes de autoafirmación. Describe una actividad frenética en los cargos que ha ido adquriendo y dice de sí misma: "Nunca he escatimado horas al país. Desde que entré en política, me debo a mis votantes. Y lo doy todo".