Precampaña electoral

Junts esquiva a ERC y sitúa al PSC como el rival a batir en las urnas

  • Borràs carga contra el candidato socialista: "El 'efecto Illa' es batir el récord de contagios y perder vacunas"

  • El 'expresident' de la Generalitat asegura que el PSOE es experto en "exilios dorados" tras las polémicas declaraciones de Iglesias comparando su marcha a Bruselas con el exilio republicano durante la dictadura franquista

Laura Borràs y Jordi Sànchez.

Laura Borràs y Jordi Sànchez. / EFE / SUSSANNA SÀEZ

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La irrupción de Salvador Illa como candidato a la Presidència de la Generalitat ha obligado a reescribir los guiones de todos los cuarteles electorales que estaban en marcha desde que el entonces 'president' Quim Torra dio por finiquitada la legislatura hace un año. La batalla entre Junts y ERC por la hegemonía independentista, tres años después del convulso otoño del 2017, se maquilla ahora ofreciéndose por separado como la mejor opción para batir al rival común: el PSC.

Los posconvergentes exhibieron este domingo en la presentación de su candidatura en Vilafranca del Penedès muestras de este cometido. La presidenciable de Junts, Laura Borràs, y el 'expresident' Carles Puigdemont -figurante como cabeza de lista- lanzaron toda su artillería contra el todavía ministro de Sanidad sin apenas alusiones -y veladas- a Esquerra. Lo acusaron de ser "uno de los peores ministros de sanidad de la Unión Europea" o, dicho de otro modo, "el responsable de la peor forma de gestionar la pandemia en toda Europa", pero también de usar el ministerio para propulsar su candidatura: "El 'efecto Illa' es más bien el 'defecto Illa': batir el récord de contagios y perder miles de vacunas", lanzó Borràs.

"Si hablamos de democracia en Catalunya, el Gobierno forma parte del problema. Si hablamos de la pandemia, PSOE y Podemos también son parte del problema. ¿Y nos quieren hacer creer que Illa es la solución? Para los que quieren que nada cambie. La solución no es depender de España, Catalunya necesita un cambio y este cambio solo puede ser la independencia", remató, subrayando que para Junts la gestión de la pandemia es la "prioridad" y la independencia es la "ambición".

Borràs y Puigdemont hurgaron en que Catalunya vive bajo un "155 permanente" y que la suspensión del decreto de aplazamiento de las elecciones a cargo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) no es otra cosa que una "operación de estado para desplazar al independentismo de la centralidad política" orquestada desde "los poderes del Estado" para que el PSC juegue esta vez el papel de Cs en la competición electoral. "Hago un llamamiento a movilizarnos de forma permanente para garantizar una victoria del independentismo en las urnas", sentenció.

Y es el que el temor a una alta abstención planea sobre todos los partidos. El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, intervino de forma presencial en el acto para remachar: "El único enemigo que hoy nos puede impedir ganar las elecciones es la abstención".

Noticias relacionadas

El 'exilio' de Puigdemont

Puigdemont quiso recuperar la polémica desatada por las declaraciones del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, comparando el exilio de los republicanos durante la dictadura franquista con su marcha a Bélgica. "El PSOE, el contemporáneo, este que tiene tanto poder tras la muerte de Franco, es especialista en llevar al exilio dorado a sus altos cargos a las compañías del Ibex 35, a los consejos de administración de empresas energéticas", aseveró, e hizo a los socialistas "responsables", como "colaboradores necesarios", de la "fuga" del rey emérito. "Pueden hablar con conocimiento de causa [del exilio], pero de una forma que debería avergonzarles", zanjó aludiendo al expresidente del Gobierno, Felipe González.