Precampaña electoral

ERC, JxCat y 'comuns' cercan a Illa tras la disposición de Vox a investirle tras el 14-F

  • El PSC recuerda que ya han descartado pactar con la ultraderecha y tacha las críticas de "banda sonora de la desesperación"

  • Casado reprueba a Sánchez y al candidato del PSC: "No deberían estar haciendo campaña"

Salvador Illa y Pere Aragonès.

Salvador Illa y Pere Aragonès. / Quique Garcia / Efe

Se lee en minutos

La irrupción de Salvador Illa como candidato del PSC ha irradiado en el resto de partidos del tablero político catalán. Las formaciones con las que compite en los próximos comicios catalanes del 14 de febrero llevan semanas afeándole que todavía no se haya despedido del cargo como ministro de Sanidad, algo que hará "en los próximos días", y cualquier decisión -incluso la del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya de suspender el decreto que aplazaba las urnas- se interpreta desde el independentismo como una "operación de estado" orquestada por los socialistas. Pero a estos habituales dardos, se ha sumado otro mucho más envenenado: el apoyo de Vox a una eventual investidura de Illa.

El secretario general del partido de ultraderecha, Javier Ortega Smith, apuntó que su formación estaría dispuesta a facilitar una investidura de Illa si sirve "para que no gobiernen los separatistas y los golpistas". ERC, Junts y 'comuns' exigieron este sábado al socialista que diga públicamente si aceptaría o no los votos del partido de extrema derecha.

"Si es que sí, se confirmaría plenamente que Vox también participa de esta operación de estado que pone el interés en desbancar al independentismo por encima de todo", espetó el candidato republicano, Pere Aragonès. La presidenciable de JxCat, Laura Borràs, instó a Illa a "no aprovechar los votos de los fascistas para ser presidente de una institución". "Con la extrema derecha no se va ni a la vuelta de la esquina y no se le da ni agua", avisó también la candidata de los 'comuns', Jéssica Albiach.

Te puede interesar

Desde el PSC, el diputado Ferran Pedret replicó a través de las redes sociales recordando que los socialistas ya han afirmado que no pactarán con Vox, y tachó las críticas de "banda sonora de la desesperación" ante las buenas perspectivas electorales de Illa.

El líder del PP, Pablo Casado, de visita a Barcelona, cargó contra Illa por hacer actos de precampaña "negando la evidencia": "La pandemia está mal gestionada y no se están poniendo las medidas necesarias para pasar página al coronavirus [...] Y los responsables de eso no deberían estar en campaña, deberían estar en su casa", espetó, y acusó al Gobierno de generar una "inmensa ola de incompetencia, engaños y arrogancia".