"La Consejería ha seguido el protocolo nacional"

El consejero murciano de Sanidad se disculpa por vacunarse pero no dimite

  • Manuel Villegas asegura que, una vez que han vacunado a los que trabajan en primera línea, llegaba el turno de trabajadores externos dedicados a la pandemia

El consejero murciano de Salud, Manuel Villegas, pide perdón por haberse vacunado pero no dimite. / EFE / MARCIAL GUILLÉN / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

A. M. G. / A. G. F.

Manuel Villegas ha anunciado que no dimitirá como consejero de Salud de la Región de Murcia tras conocerse ayer que tanto él como funcionarios y altos cargos del SMS se han saltado el protocolo para ponerse la vacuna contra la covid-19. Él mismo lo ha anunciado en una rueda de prensa esta mañana en la Asamblea Regional, en la que ha pedido disculpas "de corazón" si alguien se ha sentido ofendido.

El consejero ha explicado que "se ha seguido el protocolo nacional" porque se ha vacunado, en un primer momento, a los usuarios de residencias de mayores y discapacitados, así como al personal que trabaja en primera línea en los hospitales de la Región. "Una vez que se les ha vacunado a ellos, hemos empezado con la vacunación en centros de trabajadores externos que trabajan para luchar contra la pandemia", se ha justificado Villegas.

"Soy sanitario de segunda línea y pertenezco al grupo tres, como marca el Ministerio", ha insistido el consejero, quien defiende que se ha vacunado a más de 400 altos cargos y funcionarios de de la Consejería "que llevan trabajando once meses para acabar con la pandemia" con el fin de que puedan seguir haciéndolo.

Villegas descarta su dimisión porque han hecho "lo que marca el Ministerio" y porque considera que, "ante la situación tan crítica" por la que pasa la Región, "no es el momento" de abandonar la Consejería.

El titular de Salud ha lamentado que algunos puedan "sentirse desilusionados" por lo ocurrido. "Somos conscientes del esfuerzo que pedimos a la sociedad y lo seguimos pidiendo", ha apuntado. Entiende el malestar de muchos ciudadanos que están a la espera de ser vacunados, si bien ha insistido en que se ha actuado con transparencia y "pleno convencimiento" de que hay que proteger "al personal que trabaja incansable de forma directa e indirecta" 

La vacunación del SMS se prolongó más de un día

Según pudo saber esta Redacción, los hechos se produjeron el pasado miércoles 13, cuando el director gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, dio la orden de que una ambulancia del SUAP acudiese al edificio Habitamia, sede del SMS ubicada en la pedanía murciana de Espinardo, para vacunar al consejero, altos cargos y funcionarios del SMS, muchos de ellos no asistenciales, así como asesores jurídicos y personal administrativo de la Consejería que dirige el propio Villegas.

Además, la inoculación de las dosis en este personal se habría prolongado durante más de un día. Estas dosis habrían llegado también al personal de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Murciano de Salud, edificio dependiente de la Consejería y que se ubica en la calle Pinares de Murcia.

Y todo esto se produce a pesar de que la 'Estrategia de vacunación frente a la covid', emitida el pasado 18 de diciembre del pasado año por el Ministerio de Sanidad, dejase bien claro que la campaña de vacunación tendría que llegar durante su primera fase «de manera priorizada» a los trabajadores de los centros sanitarios, como hospitales o centros de salud. 

La esposa de Vilegas, también señalada

Te puede interesar

Además de Villegas, el diario digital Vozpopuli ha informado este miércoles de que su esposa, María Teresa Martínez Ros, también fue inmunizada.

Martínez Ros es directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano en la consejería que dirige su marido.