Memoria Histórica

El Estado pide que los Franco puedan llevarse solo electrodomésticos y bienes sin inventariar

  • Patrimonio Nacional intentó recabar la opinión de la Consellería de Cultura, que tiene la tutela de este BIC, sin obtener respuesta

  • La Abogacía acaba de remitir el escrito al juzgado

Uno de los salones del pazo de Meirás.

Uno de los salones del pazo de Meirás. / CONCHI PAZ

4
Se lee en minutos
Antares Pérez

La Abogacía del Estado acaba de presentar ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña el escrito que solicitó la magistrada sobre los bienes que pueden retirar los nietos del dictador del pazo de Meirás, declarado en primera instancia patrimonio público. La representación legal de la Administración legal del Estado propone que los Franco solo puedan llevarse de momento los electrodomésticos y los bienes que no aparecen recogidos en el inventario elaborado por los técnicos de la Consellería de Cultura, salvo los fondos bibliográficos, las alfombras y “elementos textiles de todo tipo”.

Los bienes no inventariados incluyen ropa u objetos de estricto uso personal, ajuares domésticos de uso diario y el mobiliario y objetos “meramente funcionales que existen en las dependencias del servicio”, según detalla el escrito.

La Abogacía del Estado abre la puerta a que los Franco puedan llevarse otros bienes, pero siempre “previa petición individualizada” y tras el examen de los técnicos sobre su “relevancia y el grado de conexión con el Bien de Interés Cultural y los futuros usos del mismo”. Los abogados basan su petición en un informe de la Dirección General de Patrimonio del Estado, avalado por Patrimonio Nacional y la Secretaría de Memoria Democrática.

La Dirección General del Patrimonio del Estado detalla en su escrito que solicitó a la Consellería de Cultura —responsable de la tutela de este Bien de Interés Cultural— que le remitiese sus “matizaciones, precisiones o correcciones” a su propuesta sobre los bienes que podían retirarse sin obtener respuesta.

La Abogacía del Estado apela a la importancia de garantizar la integridad del inmueble, “entendido como unidad”, así como “su destino y obligaciones inherentes a su condición de Bien de Interés Cultural en la categoría de sitio histórico”. “Será en fase de ejecución definitiva, llegado el caso, el momento en que habrá que valorar de analizarse la extensión de la obligación de entrega”. La conclusión de la Abogacía del Estado va en la línea del auto que emitió el Juzgado de Primera Instancia número 1 el pasado 4 de diciembre. La jueza Marta Canales acordó dictar como medida cautelar el depósito de todos los bienes muebles, salvo los de estricto uso personal o aquellos que nada aportasen a la significación del pazo como BIC o los posibles usos definitivos.

Los Franco recurrieron ese auto, al igual que la orden de realizar un inventario de bienes, alegando que vulneraba su derecho a la intimidad y que el decreto que declaró BIC el pazo de Meirás no incluía ningún anexo de bienes y que la acción reivindicatoria del Estado se había limitado al inmueble.

Como ya informó este diario, el inventario de bienes elaborado por técnicos de la Xunta recoge 697 elementos, sin detallar sus características, procedencia o una estimación de su valor patrimonial. La relación incluye bienes de indudable valor, como las esculturas del Mestre Mateo, el retablo barroco de la capilla o piezas arqueológicas; elementos de mobiliario antiguo de interés y otros a los que no se presume valor, como un deshumidificador, una televisión, cráneos de corzo o una perdiz disecada. Sobre la colección bibliográfica, apuntan someramente a la existencia de “entre 9.000 y 13.000 ejemplares”.

Reunión de comisión técnica

El secretario de Estado Democrática, Fernando Martínez, presidirá hoy por videoconferencia la segunda reunión de la comisión técnica del pazo de Meirás, en la que participan la Xunta de Galicia, la Diputación de A Coruña y los ayuntamientos de Sada y A Coruña. El encuentro deberá fijar ya una fecha de reapertura de este Bien de Interés Cultural, aunque inicialmente los itinerarios se limitarán a los jardines, dado que en el interior todavía deben realizarse ciertos trabajos de seguridad y acondicionamiento. La fecha que suena es el 30 de enero. En la reunión, se abordará también la creación de una comisión de expertos que colaboren en el diseño del relato, los futuros usos del pazo y de la exposición que recorrerá toda su historia.

Noticias relacionadas

Entregan las llaves de la casa de los guardeses

El Juzgado de Primera Instancia número 1 acaba de emitir una diligencia en la que informa de la entrega, el pasado 15 de enero, de las llaves de la vivienda de los guardeses del pazo de Meirás. En concreto, las llaves de la casa y del buzón y dos mandos a distancia de la entrada del pazo, detalla el escrito. La entrega se produjo el último día del plazo fijado por el juzgado. Los guardeses, un matrimonio con dos menores, trabajaban para los Franco desde hace años. El Estado accedió a permitir una moratoria en su desalojo. Formaciones como el BNG pidieron que se estudiasen las vías de mantener sus puestos, pero el Estado considera que la subrogación no tiene encaje legal por tratase de un contrato privado.