Del 14-F al 30-M

¿Quiénes son los que han recurrido el aplazamiento de las elecciones catalanas?

  • Dos partidos extraparlamentarios, dos asociaciones y un particular impugnan la suspensión del 14-F

Astrid Barrio (Lliga Democràtica) y Antoni Fernández Teixidó (Lliures), junto a otros representantes del catalanismo moderado.

Astrid Barrio (Lliga Democràtica) y Antoni Fernández Teixidó (Lliures), junto a otros representantes del catalanismo moderado. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

El Periódico

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) deberá resolver en un plazo máximo de 48 horas si frena cautelarmente el aplazamiento de las elecciones del 14 de febrero al 30 de mayo, contra el que ya se han presentado diversos recursos. En concreto, dos formaciones extraparlamentarias, dos asociaciones y un particular han impugnado la suspensión de los comicios. A continuación detallamos quiénes son.

Lliga Democràtica

Lliga Democràtica es un partido liderado por la politóloga Astrid Barrio que nació con el afán de aglutinar al catalanismo moderado para las próximas elecciones catalanas. Finalmente, no lo consiguió y negoció con el PSC concurrir en coalición, pese a que no llegaron a un entendimiento y no se presentaron al 14-F.

Federalistes d'Esquerres

La asociación Federalistes d’Esquerres nació en 2012, en pleno apogeo del 'procés', con el fin de ofrecer un proyecto federalista a partir de una reforma de la Constitución desde Catalunya. A esta entidad ideológicamente cercana al PSC pertenece la diputada Bea Silva, número 12 en las listas presentadas al 14-F. Carme Valls, vicepresidenta de la entidad, era uno de los nombres que, como independiente, cerraban simbólicamente la candidatura.

Te puede interesar

Impulso Ciudadano

La plataforma constitucionalista está presidida por José Domingo, exdiputado de Ciutadans, y se ha dado a conocer por llevar a los tribunales la simbología independentista en los edificios públicos durante las campañas electorales en Catalunya.

Izquierda en Positivo

La formación se creó en julio de 2018 y se identifica como “el único partido de izquierdas no nacionalista” contra el "sometimiento" al independentismo que ven en los partidos progresistas del Estado. Se presentaron a las elecciones generales y municipales de 2019.