Del 14-F al 30-M

La fecha de las elecciones en Catalunya, en manos de la justicia tras múltiples recursos

Pere Aragonès firma el decreto que deja sin efecto la convocatoria de elecciones del 14 de febrero.

Pere Aragonès firma el decreto que deja sin efecto la convocatoria de elecciones del 14 de febrero. / ACN / PRESIDENCIA / RUBÉN MORENO

Se lee en minutos

El aplazamiento de las elecciones catalanas está en manos de los tribunales. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) decidirá este martes si suspende de forma cautelar el decreto firmado por el Govern para posponer los comicios del 14 de febrero debido al impacto del coronavirus. Cuatro entidades y formaciones políticas sin representación parlamentaria y un particular han emprendido la vía judicial para intentar que la cita con las urnas se mantenga según lo previsto, pese al acuerdo entre la Generalitat y las fuerzas representadas en el Parlament, salvo el PSC, para medirse en las urnas el 30 de mayo. Ese ciudadano particular ha solicitado medidas cautelarísimas, lo que obliga al tribunal a pronunciarse de forma urgente sin esperar a conocer el posicionamiento del Govern. Si el tribunal las acepta en una reunión este martes, se suspenderá el decreto de inmediato hasta que se resuelva el fondo de la cuestión y se abrirá un plazo de tres días para las alegaciones.

El 'vicepresident' con funciones de 'president', Pere Aragonès, defendió en un encuentro digital organizado por Europa Press la cobertura legal del decreto que firmó el viernes y pidió "responsabilidad" a los partidos catalanes porque la decisión se tomo con un "amplio consenso" parlamentario.

La primera impugnación sobre la contienda electoral del 14-F admitida a trámite fue a cargo del PACMA, pero con el fin radicalmente opuesto a las solicitudes de este lunes. El partido animalista solicitó que se postergaran las elecciones porque celebrarlas supondría “una grave irresponsabilidad” y “un riesgo para la salud pública”. Las presentadas este lunes, en cambio, exigen que el proceso electoral continúe adelante hasta la apertura de los colegios electorales el próximo 14 de febrero.

Ligazones con el PSC

El primer partido en acudir al TSJC fue Lliga Democràtica, que no se presentó al 14-F tras no llegar a un acuerdo con el PSC, alegando que la suspensión “constituye un abuso de poder inaceptable por parte de un gobierno en funciones” porque Aragonès, "no tiene atribuciones para dejar sin efecto una convocatoria electoral”. 

El mismo camino seguirán este martes Izquierda En Positivo –un partido de izquierdas no nacionalista que logró los avales para Barcelona, Lleida y Girona- e Impulso Ciudadano –una plataforma constitucionalista que denunció la pancarta del Palau de la Generalitat por la que el entonces ‘president’ Quim Torra fue inhabilitado-, que prevén registrar a primera hora de la mañana su impugnación, siguiendo con el relato jurídico de que desde la disolución del Parlament, el 21 de diciembre, el Govern en funciones no puede suspender el 14-F y convocar posteriormente elecciones para el 30 de mayo al haber agotado su mandato.

Ambos alertan del peligro de caer en la “ilegalidad” e Izquierda En Positivo pide medidas cautelarísimas. Federalistes d’Esquerres, una entidad cercana al PSC por la inclusión de algunos de sus miembros en las listas como la diputada Bea Silva -número cuatro por Barcelona en 2017 y número 12 en las listas presentadas al 14-F-, también recurrirá el decreto acogiéndose a la "falta de competencia" del Govern en este asunto.

JxCat y ERC señalan a la Moncloa

El PSC mantuvo la incógnita sobre si se sumará a esta retahíla de textos jurídicos, pero la cercanía de Lliga Democràtica y Federalistes d’Esquerres con los socialistas sirvió a ERC y a Junts para ver al PSC, al PSOE y a la Moncloa detrás de estas maniobras ante el TSJC después de que el Gobierno amagara la semana pasada con dudas sobre el encaje legal del aplazamiento. Los socios en el Govern coincidieron en tachar estas impugnaciones de “155 encubierto” por la intromisión de la justicia, mientras que desde el PDECat señalaron a los dos partidos que recurren a los tribunales como “testaferro del PSC”.

Aragonès defiende la cobertura legal de aplazar el 14-F. / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO / VÍDEO: EUROPA PRESS

La portavoz del PSC, Eva Granados, esquivó el dardo cargando contra el Govern en funciones y pidiendo que los partidos "suspendan la campaña electoral", con el fin de “no contribuir a hacer más grande el embrollo que ha generado el candidato de ERC al suspender las elecciones ya convocadas”. “En un país serio, las elecciones se hacen cuando tocan, y si hay algún criterio sanitario, se hace un aplazamiento técnico para evitar la tercera ola, no el lío generado en Catalunya”, sentenció tras una reunión extraordinaria del comité electoral del partido.

Los socialistas ya dejaron la puerta abierta a un posible recurso el viernes, tras la reunión entre el Govern y los partidos, porque, pese a estar de acuerdo finalmente en posponer las urnas, rechazan que se alargue el proceso electoral hasta el 30 de mayo y dudan del encaje legal del decreto aprobado. "Hemos consultado a varios juristas y estamos a la espera de sus informes jurídicos. Decidiremos en función de lo que nos digan", afirmó Granados preguntada por una posible impugnación. El Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) y Vox también dejaron la puerta abierta a un posible recurso ante la justicia.

Pese a airear sus reproches por el cambio de fecha de las elecciones, los sindicatos y las patronales no impugnarán la suspensión del 14-F. Las patronales Foment del Treball y Pimec decidieron no cursarlo aunque denunciaron la "desidia" en la planificación de las elecciones al Parlament y exigieron poder votar "lo más pronto posible".

¿Quiénes han recurrido el aplazamiento de las elecciones catalanas?

Lliga Democràtica

Lliga Democràtica es un partido liderado por la politóloga Astrid Barrio que nació con el afán de aglutinar el catalanismo moderado para las elecciones catalanas. Finalmente no lo consiguió y negoció con el PSC concurrir en coalición, pese a que no llegaron a un entendimiento y no se presentaron al 14-F.

Federalistes d’Esquerres

La asociación Federalistes d’Esquerres nació en 2012, en pleno apogeo del 'procés', con el fin de ofrecer un proyecto federalista a partir de una reforma de la Constitución desde Catalunya. A esta entidad ideológicamente cercana al PSC pertenece la diputada Bea Silva, número 12 en las listas presentadas al 14-F. Carme Valls, vicepresidenta de la entidad, era uno de los nombres que, como independiente, cerraban simbólicamente la candidatura.

Te puede interesar

Izquierda En Positivo

La formación se creó en julio del 2018 y se identifica como “el único partido de izquierdas no nacionalista” contra el "sometimiento" al independentismo que ven en los partidos progresistas del Estado. Se presentaron a las elecciones generales y municipales del 2019.

Impulso Ciudadano

La plataforma constitucionalista está presidida por José Domingo, exdiputado de Ciutadans, y se ha dado a conocer por llevar a los tribunales la simbología independentista en los edificios públicos durante las campañas electorales en Catalunya.