El PSC plantea posponer las elecciones hasta marzo y se abre a pactar nueva fecha

  • Los socialistas defienden consensuar una fecha concreta y unos criterios de aplazamiento claros con el conjunto de partidos con representación en el Parlament

Miquel Iceta y Salvador Illa en una imagen de archivo.

Miquel Iceta y Salvador Illa en una imagen de archivo. / Efe

Se lee en minutos

El PSC se abre a negociar una nueva fecha para las elecciones catalanas. Los socialistas aceptan ahora un aplazamiento de los comicios ante la evolución de los contagios y defienden cerrar una fecha consensuada con el resto de partidos con representación en el Parlament de Catalunya, según han confirmado fuentes del partido. Los socialistas irán a la reunión de partidos prevista este próximo viernes con la idea de aplazar los comicios hasta "antes de la Semana Santa", que este año cae entre el 28 de marzo y el 4 de abril. Y rechazan la propuesta de dilatar las votaciones hasta mayo o septiembre, como estudian desde el Govern.

Hasta ahora el partido liderado por Miquel Iceta y con el ministro Salvador Illa como candidato había defendido evitar, salvo confinamiento domiciliario, el aplazamiento de los comicios. Una postura que no han secundado el resto de partidos del arco parlamentario catalán. Finalmente los socialistas se abren a contemplar una nueva fecha para los comicios, aunque insisten en que esta debe ser de "consenso" y fijada bajo criterios claros. Fuentes consultadas del partido hablan de "aplazamiento técnico", pues reprochan al Govern una "nula" claridad respecto a los criterios utilizados para plantear no celebrar los comicios el próximo 14 de febrero.

El Govern ha entregado este jueves el último informe elaborado por Salut sobre la evolución de la pandemia en Catalunya y el aplazamiento es la opción más compartida entre los partidos. Opción que hasta ahora los socialistas rechazaban. "Si hay que ir a trabajar, si estamos orgullosos de tener abiertas las escuelas, no nos podemos permitir cerrar los colegios electorales. Como han demostrado muchos países, la pandemia no suspende la democracia", manifestó el PSC en un comunicado.

Noticias relacionadas

Los socialistas, no obstante, no quieren quedarse solos defendiendo el aplazamiento y dar la imagen de que se aferran al 'efecto Illa' que revelan las encuestas, tras el relevo del candidato. Es por ello que a la reunión decisiva convocada para este viernes irán con la predisposición de pactar, de forma unánime, una nueva fecha. Los socialistas exigirán al Govern explicaciones de qué no se ha hecho o qué se puede mejorar para garantizar que la celebración de los comicios en una nueva fecha garantiza unos comicios con menor riesgo de contagios.

La opción de impugnar jurídicamente el aplazamiento de los comicios ni está sobre la mesa, ni se descarta, según afirman fuentes socialistas. Dicha vía sería podrían llegar a planteársela dependiendo de la argumentación que les traslade el Govern en la reunión prevista este viernes. El Gobierno, por su parte, ya ha adelantado que descarta recurrir el posible retraso de las elecciones al Parlament y deja en manos del PSC dicha posibilidad.