Por la denuncia de su exabogado

El juez mantiene imputado a Podemos, pero archiva parte de la investigación

  • Cree que no tenía protocolos eficaces para para no ser responsable de la financiación ilegal

  • Archiva la revelación de secretos y la vulneración de la intimidad denunciada por Calvente

  • Echenique sostiene que la "acusación fake se deshace como un azucarillo"

Pablo Iglesias, en el Congreso.

Pablo Iglesias, en el Congreso. / EFE / J. J. GUILLÉN

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El juez Juan José Escalonilla ha archivado la investigación que seguía en relación con las obras de la sede de Podemos, al no apreciar que se hubiera distraído dinero para fines ajenos, por lo que no habría apropiación indebida. Pero esa buena noticia para el partido en el Gobierno se ha visto enturbiada por otro auto del mismo magistrado en el que rehúsa levantarle la imputación por el delito de financiación ilegal que considera que podría haber cometido con la contratación de la empresa Neurona.

Así Escalonilla da la razón a la formación liderada por Pablo Iglesias en relación con la adjudicación y sobrecoste que supusieron las obras realizadas en su sede madrileña, al no apreciar delito, aunque crea que su licitación no fue real y que se pagaron menos impuestos municipales de los que correspondían. También archiva lo relativo al delito de revelación de secretos y vulneración de la intimidad que le atribuía quien fue su abogado José Manuel Calvente, con cuya declaración dio origen al procedimiento, al no haber denuncia de la supuesta víctima.

En otro auto rechaza sobreseer la causa respecto a Podemos, al descartar que "el programa de cumplimiento normativo o 'compliance guides'" que ha aportado "resulte eficaz" para evitar el delito de financiación ilegal investigado, por lo que de apreciar indicios de su existencia, al concluir la instrucción, "resultaría igualmente responsable penal". La Fiscalía de Madrid también pidió que siguiera imputado.

Elecciones de 2019

En su resolución, el juez recuerda que investiga si cargos de Podemos cometieron un delito electoral, "al existir indicios de la distracción de dinero de la cuenta electoral designada por dicho partido político para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 para un fin distinto al propio de dicha cuenta electoral, que era el pago de los gastos electorales". Considera que hay indicios de que el contrato suscrito con Neurona Comunidad en febrero de ese año fue "simulado, en cuanto no obedeció a prestación de servicio alguno por parte de dicha mercantil, teniendo como finalidad la de desviar el dinero pagado por dicha formación política a una sociedad mexicana, concretamente a Creative Advice Interactive, vinculada con Neurona Consulting".

Noticias relacionadas

Sostiene que el fin de la operación no era ese, sino que, como señaló Calvente, "podía ser financiar a partidos extranjeros, la financiación ilegal de Podemos a través de microcréditos, o incluso compensar las cantidades obtenidas a través de una red de financiación ilegal para la propia constitución de dicho partido político en el año 2014 y la promoción de sus miembros a los cargos directivos que actualmente ostentan". Para concretarlo debe continuar la investigación por financiación ilegal.

Pese a ello, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha dicho en Twitter que "la acusación fake basada en 'rumología' se deshace como un azucarillo". Ha añadido que "da igual, porque cumplió su objetivo: llenar portadas y tertulias de basura contra Podemos".