Celebración de la Pascua Militar

El Rey y la ministra Robles recuerdan a los ejércitos el valor de la Constitución

  • Felipe VI indica a las Fuerzas Armadas que la Carta Magna "es el camino libre y democráticamente elegido por el pueblo español"

  • La titular de Defensa rechaza a "la insignificante minoría" de militares que "cuestiona irresponsablemente las bases de la convivencia"

Felipe VI: Todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución. / EFE / J.J. GUILLÉN / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Ninguna autoridad tiene otro fundamento en España que la Constitución, y los militares la acatan sin condiciones. Lo ha recordado Felipe VI este miércoles al subrayar en su discurso de la Pascua Militar que la Carta Magna "es el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español. Todos estamos incondicionalmente comprometidos con ella porque es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado".

En la ceremonia, celebrada en el Palacio Real de Madrid, la ministra Margarita Robles ha sentenciado con énfasis que "nadie tiene derecho, y menos quienes en su día vistieron el uniforme de las Fuerzas Armadas, a perjudicar el inmenso prestigio que tienen nuestros Ejércitos, con la plena conciencia y agradecimiento de la sociedad española".

El monarca y la titular de Defensa han hecho estas afirmaciones en sendos discursos de una festividad castrense que venía precedida por la expectación sobre qué lugar ocuparía en la celebración la polémica aún reciente por el chat reaccionario de militares jubilados en el que se hablaba de "fusilar a 26 millones" de personas y las cartas contra el "gobierno social-comunista apoyado por filoetarras" que otros uniformados han suscrito y enviado a la Zarzuela.

En las frases de mayor contenido político de su discurso, pero sin hacer alusión directa a esos pronunciamientos, el Rey ha descrito a los militares como "hombres y mujeres que protegen nuestra libertad y seguridad dentro y fuera de nuestras fronteras", y ha apuntado que la legitimidad que mana de la Constitución "se renueva cada día respetándola y observándola".

Felipe VI ha enviado a los ejércitos el mensaje de que "nuestra Constitución, reflejo de España", es "fuente de cohesión, marco y garantía de convivencia, de estabilidad y de solidez democrática".

"Delirios" de "una minoría"

La ministra ha contestado de forma más directa a los militares franquista en su intervención, al describir a los promotores de esos pronunciamientos públicos contra el Gobierno como una "insignificante minoría, que sólo se representa a sí misma, que busca una publicidad y un protagonismo que ni merece ni tiene y que cuestiona irresponsablemente las bases de la convivencia en España".

Esa minoría, ha dicho Margarita Robles, "solo merece el rechazo más absoluto, por su intolerancia, sus delirios y su total alejamiento de los valores castrenses". 

Robles: Nadie tiene derecho a perjudicar el prestigio que tienen nuestros Ejércitos. / EFE / J.J. GUILLÉN / VÍDEO: EFE

La titular de Defensa le ha asegurado al Rey que "contamos con unas Fuerzas Armadas modernas, altamente preparadas y formadas exclusivamente en el marco de la Constitución", y ha aludido también a la ley fundamental al presentar a los militares como "guiados por la más estricta neutralidad política y defendiendo, si fuera necesario con su vida, la Constitución y los valores, principios y derechos en ella reconocidos".

En ese momento ha remachado Robles la didáctica constitucional de esta jornada al recordar a los militares que "los valores y derechos recogidos en nuestra Constitución delimitan el espacio moral y político en que debe discurrir nuestro Estado social y democrático de derecho y tienen su máxima expresión en la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político, que nuestra Carta Magna consagra".

Encuentro con Sánchez

La ceremonia se ha visto marcada por las severas limitaciones que impone la pandemia: parada militar breve, con mascarillas y distancia social en el patio de la armería del Palacio, y celebración reducida a un tercio de asistentes en el interior.

La ocasión, primera Pascua Militar con el anciano rey emérito fuera de España, ha proporcionado la oportunidad para el primer encuentro entre el Rey y el presidente Pedro Sánchez después de que éste haya anunciado un camino legislativo de regeneración de la institución monárquica en España. Sánchez y el Rey han departido muy brevemente antes de entrar en el palacio, en el corto espacio de un saludo y una felicitación del año nuevo.

El rey y Pedro Sánchez se han encontrado en esta Pascua Militar.

/ David Castro

Este año no se han tomado los participantes el vino de homenaje habitual, por lo que tampoco ha habido más ocasiones para encuentros. En el salón del trono del Palacio Real, otros años repleto de militares y autoridades civiles, esta vez solo han podido estar presentes doce uniformados que han sido condecorados por el monarca a propuesta del Ministerio de Defensa.

Además, Sánchez, la reina Letizia, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, teniente general Miguel Villarroya, los jefes de los ejércitos de Tierra, Aire y Armada y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, con la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

Al término de la jornada, la cuenta de Twitter del presidente del Gobierno ha emitido un mensaje de "admiración y agradecimiento a todos los miembros de la Institución Militar, especialmente en un año tan difícil como el vivido". Sánchez ha dicho a los militares: "Vuestra constante y generosa entrega es un orgullo para España".

Esperanza contra el virus

El rey Felipe ha dedicado parte de su salutación a recordar "el dolor y la tristeza que ha causado a tantas familias en España y en todo el mundo" una pandemia en la que las Fuerzas Armadas "estáis realizando un trabajo extraordinario", les ha dicho a los militares, destacando "las desinfecciones, el despliegue logístico y la presencia en tantos lugares, el montaje de hospitales y el traslado y digno acompañamiento de fallecidos".

El monarca ha recordado el I centenario de la Legión, conmemorado en 2020, y ha descrito a esa unidad militar como "una fuerza a la vanguardia de la innovación en el Ejército de Tierra".

Vestido con el uniforme de la Armada, el Rey ha anunciado como "hito extraordinario y muy esperado" la botadura prevista para este año del primer submarino español de la clase S80, que llevará el nombre de Isaac Peral.

En su felicitación de la Pascua Militar, Felipe VI ha aleccionado a "los hombres y mujeres que integran las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y el CNI" para que conviertan la "lucha contra esta crisis sanitaria de dimensión global" en "un tiempo de esperanza".

Defensa ante la pandemia

La ministra de Defensa ha hecho desfilar en su intervención a las principales cifras del esfuerzo militar español contra la pandemia: "20.002 intervenciones, 11.061 desinfecciones, 5.301 actuaciones en residencias de mayores, 2.302 poblaciones diferentes atendidas, 3.477 acciones en hospitales y centros de salud..."

En ese despliegue han tomado parte 188.713 militares a lo largo de 98 días, y en la nueva fase de su trabajo, la Operación Baluarte, se han hecho ya 750.000 rastreos. "En el mismo día de hoy 2.400 rastreadores militares están realizando su labor", ha señalado Margarita Robles.

La ministra ha recordado el XV aniversario de la creación de la Unidad Militar de Emergencias y el V Centenario de la primera circunnavegación de la Tierra por Magallanes y Elcano, en un año, 2020, en el que se ha promulgado "una nueva Directiva de Defensa Nacional, que establece las líneas generales de la política de defensa y las directrices para su desarrollo. En ella se recoge la naturaleza de la Defensa como servicio público y política de Estado", ha dicho.

Un momento de la revista de tropas en la Pascua Militar este miércoles.

/ David Castro

Entre iniciativas que "llevan aparejada la creación de un importante número de puestos de trabajo", Robles ha señalado para 2021 el desarrollo del futuro sistema aéreo de combate, el programa del vehículo de combate sobre ruedas 8X8 'Dragón', y el programa del Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática, que, con otros proyectos "capacitan a nuestra industria para competir con la industria europea y, como hemos dicho, contribuye a la creación de puestos de trabajo de muy alta cualificación y valor añadido".

Te puede interesar

La ministra ha concluido su salutación recordando una reciente visita al Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, donde "hemos comprobado como trabajando militares y civiles conjuntamente se han salvado miles de vidas", ha dicho, y por eso ha tildado a ese centro sanitario de "hospital de vida y esperanza".

Robles se ha despedido asegurando que "en cualquier lugar de España, por recóndito que sea, estarán callada y abnegadamente, dando ejemplo de sus valores y de su compromiso, los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil, listos para servir a los ciudadanos, sobre todo a los más vulnerables, y por tanto a España".