Camino a las urnas

El PDECat acusa a Budó de mentir sobre su veto en la mesa de partidos

  • La exvicepresidenta Ortega señala al puigdemontismo por boicotear a su fuerza

  • Los herederos de CDC reclaman ante el 'conseller' Solé (ERC) poder participar del órgano

Artur Mas y la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, durante el pleno del Parlament, este miércoles.

Artur Mas y la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, durante el pleno del Parlament, este miércoles. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

La lucha fratricida entre la antigua coalición posconvergente se encona. El veto que Junts per Catalunya ha planteado a la presencia del PDECat a la mesa de partidos que debe decidir si se celebran o no las elecciones del próximo 14 de febrero ha levantado en armas a los sucesores de CDC. Este miércoles, la exvicepresidenta del Govern, con Artur Mas, Joana Ortega, a la sazón número 2 de la lista del PDECat, han presentado una reclamación al ‘conseller’ de Acció Exterior i Relacions Institucionals, Bernat Solé (ERC), por haber sido apartados del órgano de partidos. El número 3, Marc Castells, portavoz de la fuerza, acusó a Meritxell Budó de haber mentido el día anterior en la rueda de prensa de Govern.

“Que la ‘consellera’ de Presidència se informe porque dijo que la mesa es de grupos parlamentarios, y no de partidos con representación en el Parlament, y eso es falso”, señaló Castells ante la puerta de la ‘conselleria’ de Exteriors. El propio alcalde de Igualada avanzó que acudirán a la mesa aunque no estén convocados para poner en evidencia el veto “injustificado” de los puigdemontistas. El protocolo de actuación de la 'conselleria' marca específicamente que si la mesa se realiza "con las elecciones convocadas" deberá de contar con dos representantes de "cada partido con representación".

De hecho, el grupo parlamentario de Junts per Catalunya es la consecuencia de la coalición electoral entre el PDECat y la extinta CDC. Por esa razón es el PDECat el que mantiene todos los derechos respecto a los espacio públicos de propaganda y la presencia en los debates. Y por esa misma razón, la plana mayor de Junts (que toma el nombre del grupo parlamentario tras una maniobra sobre la propiedad de la denominación que está en los juzgados) se halla estos días ocupada en la búsqueda de avales ciudadanos que les permita concurrir a los comicios. Sin embargo, y aun sin los avales pertinentes, Junts sí está presente en la mesa.

El propio Castells culpó del 'apartheid' del PDECat al "sectarismo y dictadura de Puigdemont".

Ortega en escena

Te puede interesar

La presencia de Ortega, este martes, en la presentación de la reclamación no es baladí. ‘Exconsellera’ de Governacio, además de número 2 de Artur Mas en el Govern, Ortega es una de las condenadas con inhabilitación y multa por el proceso participativo del 9-N.

Ortega señaló que "las grandes decisiones se tienen que tomar a través de grandes consensos, y la mesa de partidos tiene dos grandes objetivos, el primero la transparencia y el segundo es minimizar comportamientos de boicot". “Boicotear al PDECat no es la mejor forma de tener presente este principio”, sostuvo, ” ya que la pluralidad política se tiene que encontrar en esta mesa de partidos y no se puede excluir de ninguna forma" a uno de ellos cuando representa, además, "a una gran fuerza en el territorio y tiene representación parlamentaria".