Covid-19

Sánchez da negativo pero mantiene la cuarentena por su contacto con Macron

El jefe del Ejecutivo suspende su actividad debido al contagio del presidente francés, con quien almorzó el lunes en París

Pedro Sánchez, en un pleno en el Congreso.

Pedro Sánchez, en un pleno en el Congreso. / David Castro

Se lee en minutos

Pedro Sánchez se ha puesto este jueves en cuarentena, suspendiendo su actividad pública hasta el próximo 24 de diciembre, tras conocerse que Emmanuel Macron ha dado positivo por coronavirus. El presidente español y el francés almorzaron juntos el pasado lunes en París, donde ampos participaron en la celebración del 60 aniversario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, el líder socialista ha dado negativo en la prueba PCR a la que ha sido sometido esta mañana.

Aun así, la Moncloa ha informado por la tarde de que Sánchez mantendrá su cuarentena. "De acuerdo con el protocolo de vigilancia y control del covid-19 aprobado por las autoridades sanitarias españolas, el presidente guardará cuarentena, por considerarse que fue el único contacto estrecho de la delegación española con el presidente francés el pasado 14 de diciembre", han señalado fuentes del Gobierno. Hasta el 24 de diciembre incluido, al el jefe del Ejecutivo "se le realizará el seguimiento médico propio de estas situaciones, que supone vigilancia de su estado de salud ante la aparición de cualquier síntoma compatible con el covid y nueva PCR en fecha cercana al final de la cuarentena".

Sánchez se ha visto obligado a interrumpir su agenda este mediodía, tras conocerse el positivo de Macron. "El presidente del Gobierno se reunió esta mañana con el comité de seguimiento del coronavirus, dentro de su agenda habitual, que mantuvo hasta que se conoció oficialmente el positivo del presidente Macron. En cuanto la noticia fue difundida por el Eliseo, se pusieron en marcha inmediatamente los protocolos sanitarios que se siguen en España, que en este caso atañen al presidente Sánchez como contacto directo", ha explicado la Moncloa.

El líder socialista se somete con frecuencia a test, debido a la actividad asociada a su cargo. En su entorno más cercano hubo varios casos durante la primera ola, incluidos los de su mujer, Begoña Gómez, y las ministras de Política Territorial e Igualdad, Carolina Darias e Irene Montero, pero hasta ahora Sánchez no ha padecido el virus. De haber sido contagiado esta vez, su positivo habría podido afectar a todo el Gobierno, que se reunió el pasado martes en el Consejo de Ministros. Un día después, el miércoles, Sánchez pasó gran parte de la jornada en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, donde compareció para dar cuenta del estado de alarma y las últimas citas del Consejo Europeo

Visita a Catalunya

Te puede interesar

Sánchez tenía este jueves un acto de gran simbolismo. A las 12 del mediodía, estaba previsto que visitara junto a Felipe VI una exposición sobre Manuel Azaña, presidente de la II República, en la Biblioteca Nacional. En un momento en el que se suceden los escándalos que afectan al rey emérito, con Podemos pidiendo "explicaciones" al actual jefe del Estado y defendiendo un referéndum sobre la Monarquía, iniciativas que el PSOE rechaza, la imagen del presidente junto al Rey despertaba un enorme interés, aún más en un acto sobre Azaña.

Del mismo modo, ha quedado suspendida su presencia el próximo lunes en Martorell, donde estaba previsto que visitara junto a Felipe VI la fábrica de Seat.