Podemos presiona a Teresa Ribera para prohibir los cortes de luz y agua por impago

  • El partido morado exige al Ministerio de Transición Energética que se obligue a pedir un informe de vulnerabilidad antes de suspender los suministros
  • La ministra portavoz garantiza que el Gobierno paralizará la suspensión de los suministros mediante una disposición adicional en un real decreto
Podemos presiona a Teresa Ribera para prohibir los cortes de luz y agua por impago
Se lee en minutos

Lejos de reducirse, los roces entre el PSOE y Unidas Podemos por la prohibición de los desahucios y de los cortes de suministros siguen aumentando. Los morados, que acusan a sus socios de retrasar la paralización de los lanzamientos, han redoblado su presión sobre el Ministerio de Transición Ecológica, dirigido por Teresa Ribera, para que, de una manera o de otra, no se pueda dejar sin luz, agua y gas a personas en situación de vulnerabilidad, según fuentes de Unidas Podemos. 

En las filas moradas aseguran que llevan semanas negociando con la vicepresidente tercera, Teresa Ribera, para "convencerla" sin éxito de que, a la prohibición de los desahucios, resulta necesario sumar una paralización de los cortes de suministros mientras dure el estado de alarma, actualmente en vigor hasta el 9 de mayo. No obstante, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha asegurado que entre los planes del Gobierno sí está la prohibición de los cortes de suministros a personas vulnerables.

Socialistas y morados llevan semanas chocando por este asunto desde que los de Pablo Iglesias presentaran una enmienda a los Presupuestos para garantizar ambas medidas. Un gesto que molestó al PSOE. No obstante, el vicepresidente segundo alcanzó un acuerdo con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, para suspender los lanzamientos de familias vulnerables mientras dure la alarma y hacer partícipes a las comunidades autónomas en la búsqueda de alternativas habitacionales. Sin embargo, este entendimiento dejaba fuera los cortes de suministros, dependientes de la cartera de Ribera.

Informes previos

Ahora, los morados han puesto sobre la mesa de Ribera, según estas mismas fuentes, una propuesta similar a la negociada con Ábalos: "replicar el sistema acordado para la suspensión de los desahucios" en lo relativo a que sean los servicios sociales quienes determinen la situación de vulnerabilidad de las familias. Esto quiere decir que las empresas de suministros estarían obligadas a solicitar "a los servicios sociales un informe antes de proceder al corte con el objetivo de comprobar si la familia se encuentra en situación de vulnerabilidad".

"No podemos hablar de vivienda digna si no garantizamos agua, luz y gas a las familias", reivindican en Unidas Podemos. A este respecto, subrayan que la secretaria de Estado para la Agenda 2030, la 'podemista' Ione Belarra, ha trasmitido al PSOE que "en pleno invierno" no se puede calificar de vivienda digna un domicilio en el que no haya agua, luz y gas que "permita a las familias calentar las casas, ducharse con agua caliente o cocinar".

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, se ha referido al acuerdo de legislatura que firmaron Pedro Sánchez e Iglesias en el que se recoge el compromiso del Gobierno de proteger "al 100% de las familias vulnerables en situación de pobreza energética". En el texto se detalla que "e prohibirán los cortes de suministros básicos de agua, luz y gas en las primeras residencias cuando el impago se deba a motivos ajenos a la voluntad de sus titulares, como la pobreza sobrevenida y a las personas que estén padeciendo una situación de vulnerabilidad".

Preparando una disposición

Te puede interesar

"No hay ningún tipo de dudas de que el Gobierno va a prohibir que se corte el suministro a personas vulnerables que así se hayan calificado por parte de los servicios sociales", ha sentenciado Montero apenas unos minutos después de las palabras de Echenique. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo ha reivindicado la "especial sensibilidad" de Rivera con las personas vulnerables.

A este respecto, ha explicado que la vicepresidenta cuarta tiene entre sus planes incluir una disposición en alguna de los reales decretos en los que está trabajando el Gobierno para "garantizar que ningún consumidor vulnerable vaya a tener un problema con el corte de suministros".