Polémica cita telemática

Un audio revela las intervenciones de Josep Costa en la reunión con ultras

  • El vicepresidente del Parlament, de JxCat, participó en el encuentro pese a que algunos invitados se quejaron por la presencia de ciertos grupos
  • Comentó que acudía a título personal, pero uno de los impulsores afirmó que era el encargado de comunicar a Borràs el contenido de la cita
El vicepresident primer de la Mesa  Josep Costa  durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN

El vicepresident primer de la Mesa Josep Costa durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN / Bernat Vilaro

4
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La participación del vicepresidente del Parlament, Josep Costa (JxCat), en un encuentro telemático el 3 de diciembre con partidos unilateralistas, entre ellos los grupos identitarios y ultras minoritarios como el Front Nacional de Catalunya (FNC) y Força Catalunya, desató un alud de críticas y peticiones de dimisión. "Cualquiera que me conozca sabe que no iría nunca a ninguna reunión con ultras. Si ayer hubiese sabido que estarían, no me habría conectado. Si al principio hubiese oído quiénes eran los presentes, me habría desconectado. Entré de buena fe, como otra gente que me merece todo el respeto", se disculpó Costa a través de las redes sociales.

Sin embargo, un audio sobre aquel encuentro publicado en las redes sociales por un grupo que asistió a la cita revela que la presencia de estos dos grupos generó polvareda en esa reunión y que pese a esto Costa siguió interviniendo en la discusión sobre la creación de un frente unilateralista para las próximas elecciones catalanas. Costa, sin embargo, sostiene que no estuvo conectado durante toda la cumbre.

La cita fue convocada por Donec Perficiam, una organización promovida por siete exsecretarios nacionales de la ANC que abandonaron la cúpula de la entidad independentista por la “tibieza” de Elisenda Paluzie, y participaron, a parte del FNC y Força Catalunya, representantes de Demòcrates de Catalunya, Assemblea de Represaliats i Activistes (ARA), Bloc Sobiranista Català, Directe 68 y Solidaritat Catalana per la Independència.

En su primera intervención a los 40 minutos de reunión, Costa mostró su propio diagnóstico de la legislatura y cargó contra ERC porque, a su juicio, pone trabas a la culminación del ‘procés’: “Mi propuesta es que el 14-F gane una candidatura que esté comprometida con el mandato del 1-O. La alternativa es que gane la rendición […] Esto es lo que está en juego”, remachó, ante los ataques de algunos presentes enfurecidos con la falta de hoja de ruta independentista del Govern.

Josep Costa: Mi propuesta es que el 14-F gane una candidatura que esté comprometida con el mandato del 1-O. La alternativa es que gane la rendición.

Minutos después, fue Roger Espanyol, quien perdió un ojo tras el impacto de una pelota de goma disparada por agentes de la Policía Nacional en el referéndum del 1-O y ahora impulsor de una candidatura electoral junto a otros “represaliados”, tomó la palabra hasta en dos ocasiones para mostrar su “incomodidad” con la presencia del FNC, Força Catalunya y Directe 68 –un grupo que difunde teorías conspiranoicas sobre el ‘procés’-: “Tenemos que estar unidos, pero las ideologías de cada uno también nos preocupan, tenemos que ir unidos y hacer la independencia, pero tenemos que poner un poco de carácter a esta unidad. ‘Los catalanes primero’ no lo es. Si lo que salga de aquí es un discurso identitario, esto nos echa atrás”, expuso en una de sus intervenciones.

Roger Espanyol: Me sabe mal, pero para nosotros no vale el ’soy independentista’ y ya está.

Un representante de Solidaritat Catalana per la Independència se sumó a este malestar: “Nosotros tampoco nos sentimos cómodos con el FNC y ciertas tesis que se manifiestan”, anotó. A continuación intervino por alusiones un miembro del grupo xenófobo asegurando que hay una visión “sesgada” de su formación y que “el FNC es, sobre todo, independentista”. “No podemos decidir qué Catalunya queremos hasta la independencia”, inquirió, a lo que Espanyol respondió que “no vale con un ‘soy independentista’ y ya está”.

“Evidentemente hay toda una opinión detrás de cualquier partido, hay toda una ideología. Se ha dicho aquí que ha habido bastantes informaciones contrarias al FNC, pero hemos visto su programa, sus ‘speech’. Tenemos otras dudas con Força Catalunya y he recibido ataques de Directe 68 también. Mi incomodidad no va en los tres puntos en los que estamos de acuerdo, sino con quién los batallaremos si en algún momento llegamos al Parlament”, aseveró Espanyol.

Miembro de Donec Perficiam: De los que no están aquí, Junts es el único que ha dicho que quería estar pero que hoy presencialmente no podía estar.

Después de este primer encontronazo por la presencia de grupúsculos ultras, el debate se centró en el papel de Junts en la reunión y Costa continuó en línea. Uno de los organizadores comentó que el partido “quería estar en la reunión, pero hoy no podía estar” pese a la presencia de Costa: “Ya he explicado que había el vicepresidente [del Parlament] por otros motivos, y ha dicho que escucha y que lo explicará a Laura [Borràs]. No podía estar porque se ve que estaba fuera del país, no sé si está en Madrid. Querían que se cambiara la reunión para poder asistir pero dijimos que la hacíamos y que ya se sumarían”, explicó. Y es que al cónclave fueron invitados ERC, la CUP, el PDECat, Poble Lliure y Primàries, pero decidieron no participar.

Costa insistió en que él no acudía como representante de la formación por la que tiene su escaño en el Parlament, pese a que varios de los asistentes entendieron que sí y que además tenía encomendado trasladar lo que se hablara a Borràs: “Vengo a título personal, yo no soy militante de Junts, soy independiente, cuando entré en el Parlament también lo era”.

Noticias relacionadas

Josep Costa: No puedo aceptar que me llamen procesista porque yo no tengo 68 diputados.

Ante los ataques de algunos de los participantes, que afean a todos los partidos independentistas con representación parlamentaria no haber aplicado la DUI, Costa se defendió: “No puedo aceptar que me llamen procesista porque yo no tengo 68 diputados […] En el Parlament, y sólo lo digo por transparencia, yo he hecho probablemente lo mismo que lo que podréis hacer cualquiera de vosotros si tenéis un grupo parlamentario psicodélico”. Molesto, abundó en que “si la candidatura que pueda salir de aquí no saca 68 diputados para hacer la independencia, el Parlament hará procesismo”.