JUICIO EN BARCELONA

El 'conseller' d'Exterior rechaza ante el TSJC que organizara el 1-O

  • El fiscal atribuye al exalcalde de Agramunt, Bernat Solé, un delito de desobediencia
  • La acusación pública le imputa la cesión de una escuela municipal para la consulta
  • El alto cargo de la Generalitat se enfrenta a un año y medio de inhabilitación

Llegada del ’conseller’ de Exteriors, Bernat Solé, al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. / RICARD CUGAT / VÍDEO: ACN / QUIM VALLÈS

Se lee en minutos

No participó en la organización del referéndum del 1-0, ni en su logística, ni cedió locales de titularidad municipal para la consulta soberanista, ni ayudo a esconder urnas. Así se expresó este lunes el ‘conseller’ d’Acció Exterior de la Generalitat y diputado de ERC, Bernat Solé, en el juicio celebrado contra él en el Tribunal Superior de Justíca de Catalunya (TSJC) por presunta desobediencia al permitir la votación en la población de la que era alcalde, Agramunt (Urgell), y transferir el uso de una escuela pública. La fiscalía reclama para el alto cargo del Ejecutivo catalán un año y medio de inhabilitación y multa de 24.000 euros. La principal prueba aportada ha sido unos artículos publicados en una revista local.

El independentismo arropó a Solé hasta el Palacio de Justicia de Barcelona. El ‘conseller’ avanzó desde el Arc de Triunf hasta el edificio judicial flanqueado, entre otros, por el vicepresidente del Govern con funciones de president, Pere Aragonès; el presidente del Parlament, Roger Torrent; la consellera de Presidencia y portavoz del ejecutivo, Meritxell Budó; varios compañeros del Ejecutivo, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri; y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie

La fiscalía sostiene que el ahora conseller de Acció Exterior, tuvo “una activa participación en la promoción, organización y celebración del ilegal referéndum”, pese a “tener claro y cabal conocimiento” de la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional. “Fue uno de los responsables logísticos” del 1-O en Agramunt, subraya el ministerio público, que precisa que el diputado republicano cedió el CEIP Macià-Companys, un centro de titularidad municipal, para la celebración de la consulta. Le imputa también de haber tomado “decisiones” durante la jornada de votación para esconder las urnas y que estas no fueran interceptadas por la policía.

Ocultar urnas

Según la acusación, Solé se encargó de ocultar las urnas cada vez que los “observadores colocados en puntos exteriores de la población” avisaban de la llegada de agentes, e incluso propuso que la votación acabara antes. Asimismo, atribuye a Solé de haber participado el 25 de septiembre, con motivo del referéndum, en un acto organizado en el Teatre Casal d’Agramunt donde, tal y como recoge un artículo de una revista local, habría instado a acudir a votar el 1-O.

Te puede interesar

Solé aseguró durante su declaración que participó en el acto como representante político, pero no como alcalde de Agramunt. El exedil ha admitió que firmó un decreto en el que se apoyaba el referéndum, pero aludió a que no participó en su organización, ni en la logística y que su papel el 1-O fue el de “promover la seguridad y orden público”. Respecto a la acusación de haber escondido urnas, el ‘conseller’ lo negó y puntualizó que él solo dijo que no debían guardarse en un falso techo porque temía por la integridad del edificio. “No era un lugar adecuado”, a declarado.

Los testigos desvinculado a Solé de la organización del 1-O. Uno de ellos explicó que el día antes se realizaron una serie de actividades lúdicas en la escuela del pueblo y que por la noche se quedaron personas a dormir en su interior. El día de la votación, incidió, fue como un día "electoral", a la vez que reveló que se escondieron las urnas varias veces durante la jornada, aunque si llegaba la policía o la Guardia Civil la intención era dejarles entrar y que "hicieran lo que tenía que hacer". Los autores de los artículos publicados en la revista local que han servido al fiscal para acusar, únicamente matizaron algunas de las expresiones recogidas en los textos, pero se ratificaron en su contenido.