Por ser vulnerables

Marlaska señala que los traslados de inmigrantes a la Península son "muy esporádicos"

Marlaska asegura que ni el Gobierno ni el CNI estén detrás del espionaje a Torrent. / EFE / CHEMA MOYA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Fernando Grande-Marlaska, ha tratado de cerrar este viernes la polémica originada en torno al traslado de inmigrantes desde Canarias a la Península. El ministro del Interior ha dejado claro que no están llevan a cabo un proceso de reubicación de las miles de personas que han llegado al archipiélago canario en los últimos meses y que desde su departamento solo se realizan "traslados muy esporádicos" de aquellos inmigrantes en situación vulnerable o susceptibles de recibir protección internacional.

Desde el pasado lunes, el Gobierno está recibiendo las críticas de la oposición por la llegada de 200 inmigrantes a Granada procedentes de Canarias. PP y Cs, las dos formaciones que gobiernan en Andalucía, reprochan al Ejecutivo de Pedro Sánchez que no informara de ese traslado. Sin embargo, desde la Moncloa y desde Interior se asegura que no tuvieron nada que ver y que aquellas personas viajaron con sus propios recursos.

Te puede interesar

Ante las continuas protestas de conservadores y naranjas, Grande-Marlaska ha asegurado en un acto en San Sebastián que "no hay ningún traslado a la Península en los términos que se está indicando". En la misma línea, el Ministerio del Interior envió el pasado jueves un comunicado a los medios de comunicación en el que aseveraban que "no organiza, ni gestiona, ni financia traslados de migrantes". "Ni lo ha hecho en el pasado ni lo hace en la actualidad", subrayaron.

"Los únicos traslados -ha explicado Grande-Marlaska este viernes- que ha habido han sido muy esporádicos por las circunstancias indicadas de vulnerabilidad de las personas y de que sean susceptibles de ser acreedoras de la protección internacional, no hay ninguna otra actuación". Independientemente de lo esgrimido por el ministro y su gabinete, el PP pidió el pasado jueves su comparecencia y la del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escriva, en el Congreso para que den explicaciones.