Consell Executiu

El Govern pide que no se vaya de compras "en grupo" y estudia abrir centros comerciales

  • El Executiu anticipa que Catalunya no avanzará de tramo esta semana
  • Vierte 300 millones en ayudas para llegar a todos los autónomos
La portavoz del Govern  Meritxell Budo, interviene en la Generalitat.

La portavoz del Govern Meritxell Budo, interviene en la Generalitat. / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Xabi Barrena

Catalunya no cambiará esta semana de tramo de flexibilización de las restricciones. El Govern mostró este martes su preocupación por las imágenes vistas este fin de semana largo, con grandes aglomeraciones en los ejes comerciales urbanos. Ello no obsta para que el propio Executiu pueda revisar alguna de las normas, como el cierre de los centros comerciales que provoca, por una limitación de la oferta, un aumento de la afluencia a los centros de las ciudades. La portavoz gubernamental, Meritxell Budó, llamó a “salir de compras solo o en pareja y no en grupo”, precisamente para evitar las multitudes.

“Tenemos la tasa de contagio, la R, a 0,95 y hay 370 enfermos en las ucis, valores aun muy altos”, contextualizó Budó que señaló que no se avanzaría de tramo hasta que esa R vuelva a los valores de una semana, alrededor del 0,7. Es decir, que 100 contagios ocasiones, como mucho, otros 70.

De momento, explicó la ‘consellera’ de Presidència, se mantiene el llamado ‘pla Nadal’ que prevé reuniones de hasta 10 persones y dos burbujas de convivencia y un relajamiento del horario del toque de queda hasta la madrugada. Pero todo se mantiene bajo estudio en función de la evolución de los datos. “Tenemos que ser conscientes que el virus está aquí”, sentenció.

Te puede interesar

Ayudas a autónomos

El Govern aprobó, asimismo, una nueva partida de 300 millones, que provienen de los fondos de contingencia, para poder completar todas las demandas recibidas de los autónomos catalanes. Con esta bolsa se completará la ayuda 2.000 euros por cabeza que prometió el Executiu y que ha tenido, con esta, tres fases, la primera, y polémica, satisfizo a unos 10.000 autónomos. La segunda, tras el fiasco de hace unas semanas, sirvió para formalizar una lista y ampliar el número de beneficiados.