Lazos ultra

Los vínculos con Vox de los exmilitares que firmaron el manifiesto contra el Gobierno

  • Los principales impulsores del escrito contra el Ejecutivo apoyan a la formación de extrema derecha en redes sociales y llegaron a formar parte de ella en sus inicios
  • Varios de estos ex altos cargos del Ejército suscribieron una declaración en 2018 defendiendo la figura de Franco como "militar ejemplar"
Los vínculos con Vox de los exmilitares que firmaron el manifiesto contra el Gobierno

Efe / Archivo

Se lee en minutos

"Vox, una eficaz administración, un alto en la corrupción, una España mejor". El almirante José María Treviño presentó de esta forma su candidatura para ocupar en 2014 un puesto en el Comité Ejecutivo Nacional de Vox. El exmilitar es uno de los ya cerca de 400 altos cargos del Ejército retirados que han apoyado en los últimos días un manifiesto en contra del Gobierno. Treviño, junto al teniente general Emilio Pérez Alamán, impulsaron el escrito en el que se advierte del "deterioro de la democracia", "la imposición de un pensamiento único" y se avisa de que la "unidad de España está en peligro". Ambos mantienen vínculos estrechos con el partido de Santiago Abascal.

En la víspera de la celebración del 42º aniversario de la Constitución, el pasado sábado, se hizo público el manifiesto firmado por más de 270 exmilitares -una documento que ha ido sumando adeptos hasta alcanzar los 400- en el que se ataca al Gobierno de coalición por sus "desprecios a España" y sus "menosprecios al Rey". Los principales firmantes de ese texto tienen conexiones con Vox, exhiben sin pudor su apoyo en las redes sociales a la formación de extrema derecha y, hace dos años, suscribieron un escrito en defensa de la figura de Franco.

La moción de censura

Pérez Alamán, ex jefe del Mando Militar de Canarias y principal impulsor del manifiesto, deja claro a través de su cuenta en Twitter su cercanía ideológica con Vox. La gran mayoría de las publicaciones que el exmilitar comparte en esta red social son mensajes difundidos por distintos dirigente de la formación de ultraderechas. Entre ellos se encuentran las alabanzas de Fulgencio Coll, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra desde 2008 a 2012, a la moción de censura presentada por Vox contra el Ejecutivo de Sánchez. También 'retuitea' las opiniones del diputado nacional de Vox y general de división retirado, Alberto Asarta y de la cuenta oficial de la agrupación de Vox en El Pardo.

El último mensaje publicado por Pérez Alamán en Twitter interpela directamente a la ministra de Defensa, Margarita Robles. "Parece mentira que desconozca que tenemos derecho a su uso [del uniforme militar] de por vida. Incluso muertos muchos se entierran con él", escribió después de que la ministra socialista cargara contra los exmilitares que enviaron una misiva al Rey amparándose "en una carrera militar que ya no sirve".

El proyecto ultra

Entre las rúbricas se puede encontrar la del presidente de la Fundación Franco y la del nieto del dictador Cristobal Martínez-Bordiu, ambos exmilitares

La implicación de Treviño, almirante de la Armada Española hasta 2013, con Vox es incluso mayor. El ex alto mando del Ejército formó parte de la candidatura de Abascal para dirigir el partido en el año 2014. El actual líder ultra conformó la lista 'ReGeneraciónV', doce personas de su confianza para ocupar el Comité Ejecutivo Nacional de la formación. El 'número tres' fue Treviño, que en su carta de presentación defendía que Vox era "una eficaz administración, un alto en la corrupción, una España mejor".

En aquellos momentos, el actual portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, hizo bandera del fichaje de Treviño en las redes sociales. "José María es Vox", alardeó en Twitter tras destacar que el almirante hablase cinco idiomas y hubiese sido "representante militar de España en la OTAN". Desde la cuenta oficial de la formación también se anunció a bombo y platillo la incorporación de Treviño al equipo de Abascal.

Apego a la dictadura

Noticias relacionadas

 A Pérez Alamán y Treviño se suman como firmantes el teniente general Juan Antonio Álvarez Jiménez y el general de división Juan Chicharro, actual presidente de la Fundación Francisco Franco. Los cuatro exmilitares suscribieron otro manifiesto en 2018: "Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde, soldado de España". En este texto defendían al dictador como un "militar ejemplar para todos los soldados" y cuya figura estaba siendo "vilipendiada hasta extremos inconcebibles, sin ninguna objetividad".

Entre otros nombres reconocibles que han firmado el escrito del pasado sábado, se encuentra el de Cristobal Martínez-Bordiú Franco, el único nieto del dictador que entró en la carrera militar, la cual abandonó a los 24 años siendo teniente de infantería. También están las rúbricas del comandante Ricardo Pardo Zancada, condenado a 12 años de prisión por su implicación en el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y del teniente general José Mena, que pasó a la reserva en 2006 tras sugerir una posible intervención militar si el Estatut de Catalunya sobrepasaba los límites de la Constitución.