El Govern prevé una campaña de las elecciones catalanas "virtual y con mascarilla"

El Executiu convoca a la mesa de partidos para abordar la logística del 14-F

Advierte del repunte de los indicadores epidemiológicos en las últimas horas

Meritxell Budó, en la rueda de prensa del 23 de mayo.

Meritxell Budó, en la rueda de prensa del 23 de mayo. / GENERALITAT DE CATALUNYA

Se lee en minutos

Xabi Barrena

El Govern ha convocado para el próximo viernes a mediodía a la mesa de partidos con representación parlamentaria para abordar la logística electoral del próximo 14 de febrero. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, detalló que el Ejecutivo catalán prevé “una campaña electoral con mascarilla y en buena parte virtual”. El objetivo es “garantizar el derecho a voto de los ciudadanos, así como su seguridad sanitaria”.

La también ‘consellera’ de Presidència indicó que, a pesar de que la voluntad del Govern es "valorar, consensuar y validar las medidas y protocolos de campaña y del día de las votaciones con los demás grupos" del arco parlamentario, la última palabra recaerá, siempre, en el Executiu. De hecho, este llevará a la mesa las propuestas de protocolos elaboradas por la Conselleria de Acció Exterior (a traveés de la dirección general de procesos electorales),  y que deben ser validadas por el Procicat, para el normal discurrir de todo el proceso. "La decisión final es del Govern", sentenció. 

Posible doble jornada

Como en anteriores ocasiones, no ha descartado que los comicios se deban celebrar en dos jornadas electorales dadas las circunstancias derivadas de la pandemia de coronavirus: "Lo valoraremos".

Te puede interesar

Sobre la pandemia, y ante el repunte de los indicadores registrado en las últimas horas, Budó alertó de que en función de lo que pueda pasar en este puente que se avecina, entre el viernes y el martes próximo, las fiestas navideñas pueden tener un nivel de restricción u otro. El número de ocupaciones en las uci "baja muy lentamente", apuntó con preocupación Budó que, de consolidarse esta tendencia, avisó de que sería difícil "cambiar de fase". En el horizonte, más allá de las jornadas festivas, claro está, está la propia celebración de los comicios. Con todo, Budó, a diferencia de ocasiones anteriores, garantizó su realización cualséase la situación epidemiológica.

Reiteró la portavoz que "no se está en una fase de desescalada", porque las cifras siguen altas, sino "en la flexibilización". El riesgo de rebrote (EPG), el índice de crecimiento potencial de la pandemia, que bajaba en Cataluña desde el 23 de octubre, ha repuntado este martes y ha vuelto a superar los 200 puntos, con 201, cinco más que ayer, mientras que la velocidad de propagación del virus (Rt) también ha crecido 6 centésimas, hasta el 0,84.