CONFERENCIA EN BARCELONA

Ximo Puig, hacia la "España catalana"

El presidente valenciano carga contra el centralismo y el independentismo en una conferencia en el Cercle d'Economia

Pide una "alianza" catalano-valenciana para "reinventar" el país

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. / EUROPA PRESS / ROBERT SOLSONA

Se lee en minutos

Daniel G. Sastre

La voz federalizante de Ximo Puig se ha escuchado este martes con fuerza desde Barcelona. El presidente de la Generalitat valenciana ha concitado adhesiones en el Cercle d'Economia con una conferencia en la que ha abordado sin ambages la necesidad de redistribuir el poder en España para acabar con la desigualdad entre territorios.

Puig ha lanzado un mensaje de concordia, pero al mismo tiempo ha tirado de las orejas tanto al PP, que desde la Comunidad de Madrid busca perpetuar la "España macrocefálica", como a los independentistas catalanes, a los que ha acusado de ejercer un "bloqueo" con el 'procés' que, entre otras cosas, ha conllevado la "práctica desaparición de relaciones institucionales" entre los gobiernos de Barcelona y València.

Puig asegura que "la deriva centralista se ha acentuado" en los últimos 20 años

El presidente de la Comunidad Valenciana ha recuperado una reflexión de hace 20 años de Pasqual Maragall en cuanto a la "concentración de poder" en Madrid para afirmar que "desde entonces, la deriva centralista se ha acentuado". Y en este punto ha intervenido en el debate de los últimos días acerca de las diferencias impositivas en las comunidades para acusar directamente a los dirigentes de la capital de España.

La "imperativa" armonización fiscal

"Ejercer el ‘dumping fiscal' tras un centralismo de muchas décadas, y además presumir de ello, es además de injusto y desleal, insultante. Es imperativo que se afronte una armonización fiscal en España, y en Europa. Esto no va de banderas, sino de igualdad de oportunidades", ha afirmado. En su opinión, el futuro debe estar marcado por un "multilateralismo" en el que "las periferias están llamadas a ganar peso". En otras palabras, que hay que ir hacia una "España catalana" y una "España de la concordia" en la que se "recompongan los afectos".

En la reunión con Aragonès hubo sintonía excepto en lo que respecta a la situación política en Catalunya

Y, para superar el "bloqueo" entre Catalunya y el resto de España, Puig ha llamado a tener en cuenta que no son mayoritarias ni "las pulsiones atávicas del nacionalismo español" ni las pretensiones independentistas. A la espera de un cambio en la Constitución que ve necesario, ha insistido en la necesidad de crear una "alianza" catalano-valenciana para "reinventar" España, aunque ha admitido que "una campaña electoral no es un terreno sólido sobre el que edificar" nada.

En esa línea, por la tarde se reunió con el 'president' catalán en funciones, Pere Aragonès. Fuentes del Govern subrayaron que hubo "sintonía" en casi todos los ámbitos -la lucha contra el 'dumping' fiscal, el reparto de los fondos europeos, el impulso del corredor mediterráneo-, pero no en lo que respecta a la situación política en Catalunya.

Noticias relacionadas

Por la mañana, en declaraciones a Ràdio 4 y La 2, Puig ya había utilizado los mismos argumentos para tildar a Madrid de "excepción fiscal" y de "aspiradora", y había pedido que se respete el hecho constitucional de la igualdad: "Lo que está pasando es un cierto movimiento independentista en Madrid, lo que se está produciendo en Madrid es un tipo de desconexión. No puede haber paraísos fiscales en España", ha insistido.